La consellera de Presidència, Neus Munté, ha respondido a la queja expresada por la responsable de CCOO en el Hospital General de Catalunya (HGC) sobre el trato que han recibido del conseller, Antoni Comín, i ha asegurado que la situación en qué se encuentra este centro sanitario -en proceso de salida del sistema sanitario público- es un tema de una gran complejidad donde hay que preservar los derechos de los trabajadores, la calidad del servicio y la relación con los Ayuntamientos.

La responsable de CCOO en el HGC hizo llegar una carta el sábado al vicepresident, Oriol Junqueras, donde denuncia que en una reunión que mantuvieron el viernes pasado se sintieron "amenazados" e "insultados" por el conseller, según el mail al que ha tenido acceso El Nacional.

En aquella reunión, según se explica en el mensaje, también fue tratada con dureza la alcaldesa de Sant Cugat, Mercè Conesa, hasta el punto que tuvo que abandonar el encuentro donde se estaba de abordando la decisión de la conselleria de apartar el HGC, que está ubicado en esta localidad, de la red pública asistencial.

Al ser preguntada en la rueda de prensa del Govern, Munté, a pesar de afirmar que no conocía el contenido de la carta, ha asegurado que se trata de un tema complejo donde intervienen muchos intereses y en el que "hay que preservar a los trabajadores y su derecho laboral, la calidad asistencial, y la relación con los diferentes ayuntamientos y sus representantes".

La consellera se ha mostrado convencida de que el Departament de Salut trabaja en esta "triple línea" y que se podrán culminar con éxito las conversaciones preservando la calidad asistencial y los derechos de los trabajadores".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat