La Asociación Catalana de Municipios (ACM) y la Federación de Municipios de Catalunya han presentado hoy una moción contra el acuerdo que han sellado el Gobierno y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) que tiene como objetivo que el ejecutivo utilice el superávit de los consistorios.

A mediados de julio, el Gobierno anunció que sólo entregaría a los municipios el 35% de su superávit en un periodo de dos años. En este contexto, hoy han llegado a un acuerdo con FEMP para que los ayuntamientos se ahorren el interés que pagan por tener su dinero en entidades financieras. "Con la forma aprobada por el ministerio de Hacienda, las entidades locales no tendrán que pagar intereses por prestar sus remanentes al Estado", ha precisado en un comunicado publicado en la web de la Moncloa. Este dinero, sin embargo, el estado lo devolverá en un periodo de 15 años a los consistorios. Eso se hará mediante un fondo de 5.000 millones.

Disponer de los ahorros

Ahora bien, ambas entidades del municipalismo catalán se oponen frontalmente a esta medida, ya que consideran que los consistorios tienen que poder acceder a sus remanentes para poder hacer frente a la emergencia económica y sanitaria que se ha desencadenado por la Covid-19. Por este motivo, han reclamado que se modifique la Ley de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, que fija el techo de gasto de los municipios. Eso, han alegado, permitiría que los entes locales puedan acceder sus ahorros para destinarlos a políticas de reactivación socioeconómica.

Por otra parte, el municipalismo catalán también insta a la Generalitat que cree un fondo extraordinario e incondicional de 300 millones de euros, a repartir en dos años en el 2020 y en el 2021. Con esta medida, se persigue que los entes locales puedan tomar medidas para atender la emergencia sanitaria y económica.

+info⤵️https://t.co/MMQ78lnRQc pic.twitter.com/nu3fBv5VGx

Lluís Soler, presidente del ACM y alcalde de Deltebre, ha argumentado que no se puede permitir que "los ayuntamientos hagan de banco del Estado". Además, ha manifestado que no sólo requieren el dinero para dar respuestas inmediatas a la ciudadanía, sino también "para garantizar el plazo de pago a proveedores que se pondría en riesgo con la cesión íntegra y total de estos remanentes".

En otro contexto, también ha remarcado que no se puede permitir que haya "municipios de primera y segunda velocidad. Eso también haría que hubiera vecinos y vecinas de primera y segunda velocidad y eso rompe el equilibrio territorial". Por este motivo, ha alegado que todos los alcaldes tienen que poder disponer de estos fondos y de estas mismas condiciones en independencia de su condición económica, y hacienda local".

"Por todo eso, desde el municipalismo catalán sumamos esfuerzos y enviamos esta moción actualizada en rechazo al acuerdo entre el gobierno del Estado y la FEMP. Reclamamos un nuevo acuerdo que nos permita recoger las necesidades y las reclamaciones del municipalismo catalán para trabajar para la conciudadana", ha sentenciado Soler en un vídeo que ha difundido en la web del ACM y las redes sociales.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat