Un cabo del Ejército español de 35 años destinado al cuartel de Aizoain (Navarra) ha muerto este viernes en un hospital de Pamplona, donde estaba ingresado en estado grave después de que recibió el pasado 7 de abril una dosis de la vacuna de AstraZeneca contra la Covid.

El gobierno de Navarra ha confirmado la muerte en un comunicado, donde explica que el Centro de Farmacovigilància del departamento de Salud ha recibido una notificación de un "acontecimiento adverso con desenlace fatal" de una persona que había sido vacunada con Vaxzevria, la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca.

Según la nota, el cabo ha muerto después de sufrir una "trombosis venosa cerebral con trombocitopenia y hemorragia cerebral".

El ejecutivo navarro ha comunicado este acontecimiento adverso a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y al resto de centros autonómicos de farmacovigilancia, de acuerdo con el procedimiento previsto.

El militar, destinado al Regimiento de Infantería América 66, sufrió un desmayo la noche del 21 de abril cuando estaba en su casa y fue trasladado a un centro sanitario, desde donde fue derivado a la Clínica Universidad de Navarra.

Según ha informado a la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME), después de su vacunación el cabo "sufrió fuertes dolores de cabeza y malestar agudo", que lo obligó a acudir al servicio de farmacia y posteriormente a los servicios de urgencia de un centro sanitario, desde donde fue trasladado a la clínica donde ha muerto.

En un comunicado, el Ejército señala que no realizará ninguna valoración sobre las circunstancias que han podido desembocar en esta situación, a la espera de los estudios e informes de los servicios de farmacovigilancia.

El Ejército sostiene que su prioridad ahora es "dar apoyo en todo aquello necesario a la familia" del militar y "acompañarlos en estos momentos tan difíciles para todos".

Igualmente, antes del fatal desenlace, la ministra de Defensa, Margarita Robles, había expresado su dolor y su solidaridad a la familia del militar.

Robles, que ha explicado que "como siempre que hay un caso en el cual puede haberse producido esta situación derivada de la administración de una vacuna se pasará a Farmacovigilancia para que hagan los estudios correspondientes", ha comentado que "de momento parece que fue inmediatamente después de haberse producido la administración de la vacuna".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat