El conseller de Interior, Miquel Sàmper, ha anunciado este lunes que "durante las 24 horas del día, los siete días de la semana el Palau estará protegido" por una furgoneta del Área de Recursos Operativos (Arro) tras los incidentes con pintura y sangre en la fachada del edificio de plaza Sant Jaume.

En una rueda conjunta con la consellera Alba Vergés, el coordinador de la unidad de seguimiento de Covid-19, Jacobo Mendioroz, y el comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, Eduard Sallent, Sàmper ha atribuido a la "rabia" que cuatro trabajadores de un bar de L'Hospitalet de Llobregat hayan arrojado pintura y sangre en el Palau este fin de semana para protestar por el cierre temporal de su local a causa de la Covid-19.

Tras los incidentes, Sàmper convocó este domingo una reunión de urgencia donde se anunció que pondrán "una furgoneta de antidisturbios en las inmediaciones de Palau" para así evitar este tipo de incidentes en edificios públicos y proteger el Palau de ser atacado de forma vandálica mientras dure la crisis de la Covid-19.

El comisario jefe de los Mossos, Eduard Sallent, ha explicado que los cuatro trabajadores de la taberna de L'Hospitalet han sido identificados y se les tomará declaración. Sallent ha defendido que estaba planificado ubicar una furgoneta antidisturbios en las inmediaciones de la sede de la Generalitat para una manifestación que estaba prevista el domingo pero que estos incidentes se produjeron unas horas antes y no lo pudieron evitar.

El comisario ha expresado que "es un hecho que merece una respuesta policial" y que se va a reforzar la seguridad en el Govern.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat