Los Mossos d'Esquadra han identificado el escopetero de la policía española que el 1 de octubre del 2017 hizo perder el ojo a Roger Español con una pelota de goma en el marco de las cargas policiales durante el referéndum de autodeterminación, según han explicado fuentes jurídicas.

Los Mossos han aportado el informe al juzgado que investiga las cargas. Se trata del mismo agente del cuerpo policial español que ya había apuntado la acusación ejercida por el mismo Español. Se ha estudiado el vestuario y el físico de los policías a partir de un software informático que analiza las estructuras de los cuerpos. Hasta el momento hay once escopeteros de la policía española investigados por las actuaciones delante del instituto Ramon Llull de Barcelona.

La identificación del agente que presuntamente disparó la pelota de goma permite al juez seguir adelante con la causa penal abierta por las lesiones causadas a Roger Español, que han comportado la imputación de hasta once escopeteros de la Policía Nacional que actuaron en las puertas del instituto Ramon Lull, donde ocurrieron los hechos.

El escopetero que los Mossos identifican ahora en su informe pericial -en el que reconstruyen la secuencia de los hechos a partir de las imágenes disponibles en la causa sobre la intervención policial- ya declaró como investigado ante el juez, al lado del resto de agentes sospechosos, ninguno de los cuales aportó luz en sus declaraciones sobre la autoría del disparo.

El informe pericial de los Mossos allana el camino para que el juez instructor pueda sentar al escopetero en el banquillo, al lado del propio Roger Español, que también está imputado por un delito de atentado a la autoridad a raíz de los vídeos que lo muestran lanzando una valla a un grupo de policías nacionales en repliegue.

El escopetero podría ser acusado de un delito de lesiones con deformidad -a causa de los daños causados a Español, que ha perdido la visión de un ojo- y el juez tendrá que determinar si se aprecia dolo en la actuación del agente o, por el contrario, una conducta imprudente. De hecho, según se desprende del visionado de las imágenes, el agente disparó en dirección al suelo, como establecen los protocolos policiales, y la pelota de goma acabó impactando en el ojo de Roger Español por el efecto rebote.

Recta final de la investigación

Después de recibir la pericial de los Mossos d'Esquadra, el juez que investiga las cargas de la Policía Nacional ha citado a declarar para el próximo 9 de marzo a los peritos de la policía catalana que confeccionaron el informe.

La investigación por las cargas policiales para impedir el 1-O en Barcelona entra en la recta final, a la espera de que el juez acuerde las últimas declaraciones propuestas por las partes y resuelva a cuáles de la cuarentena de agentes investigados envía a juicio.

La Fiscalía, por su parte, ha pedido al juez que archive la mayoría de las 27 piezas separadas que tiene abiertas por las cargas de la Policía Nacional -una por cada centro de votación donde intervinieron los agentes- y pide que siga adelante sólo con media docena "individualizadas", en la mayoría de casos por delitos leves (las antiguas faltas).

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat