La vicepresidenta del PDeCAT, Míriam Nogueras, diputada en el Congreso de los Diputados, deja la dirección del partido. Nogueras no rompe el carné del partido, pero se posiciona a favor del nuevo partido de Carles Puigdemont, Junts per Catalunya, con quien se siente más identificada por proyecto político que con el partido que encabeza David Bonvehí.

Nogueras ha liderado, desde la dirección, la apuesta para que el PDeCAT transite hacia el nuevo espacio del president Carles Puigdemont. Y ahora mismo, con el congreso fundacional de la nueva formación de Junts todavía no hay acuerdo. Nogueras cierra una etapa que había liderado con Bonvehí desde julio de 2018. Por otra parte, no se descartan más bajas en la ejecutiva.

Primeras reacciones

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha hecho la primera valoración sobre la renuncia al partido de su compañera: "Es un hecho que honra a la vicepresidenta. Eso no quiere decir que deje el carné del PDeCAT", ha dicho en declaraciones a Catalunya Ràdio. Budó, en la línea de Nogueras, considera que "la dirección actual ha tomado un rumbo que no comparten la mayoría de asociados".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat