El alcaldable de ERC en Barcelona, Ernest Maragall, pedirà a Ada Colau ir a ver juntos a Joaquim Forn en la prisión. Maragall ha propuesto así un debate a Soto del Real con los cabezas de lista de todas las candidaturas en la capital catalana.

"Tenemos un mapa electoral en transformación. El debate electoral real, lo único, es con Forn si no lo dejan en libertad, lo tenemos que hacer a Soto del Real", ha expresado Maragall en una entrevista en El Món a RAC1. Para el republicano, esta propuesta responde a las demandas de casi el 80% de la ciudadanía, y espera que Valls y Colau acepten.

Maragall ha asegurado que el mejor gobierno posible por Barcelona es el del bloque democrático y ha descartado un pacto con el PSC: "Esquerra al frente con Comunes y Junts per Catalunya". No ha cerrado la puerta a la CUP, que "es bienvenida pero difícilmente imaginable por experiencias pasadas", ha puntualizado. En este sentido, el alcaldable ha destacado que "todo el bloque de las libertades y la democracia haga un acuerdo de gobernación".

Si el cabeza de lista de ERC en el ayuntamiento consigue la alcaldía tiene la intención de trabajar, desde la gobernación, a través de los valores republicanos. "Unos valores que tienen que ser tangibles y que se tienen que convertir en medidas concretas en vivienda, seguridad y política económica", ha enumerado entre otros.

Preguntado sobre si la dirección del gobierno sería la de construir República, Maragall ha dicho que las elecciones municipales del 26 de mayo van de Barcelona y no de "unionismo vs independentismo". La situación política del país, sin embargo, no le permite mirar hacia otro lado: "Barcelona tiene un compromiso con la democracia y la libertad y hay que construir ciudad desde el punto de vista republicano", ha concluido.

Cambios en la ciudad

La vivienda, la seguridad y la desigualdad son los grandes retos de presente en la ciudad para Maragall. En segundo término también considera, por ejemplo, la transición energética y la circulación viaria. En este sentido, el alcaldable apuesta por un cambio de modelo de transporte, "hay que pasar del fósil al eléctrico y del individual al colectivo", ha propuesto. También ha dicho que "la educación y la cultura tienen que conquistar la ciudad".

"Se trata de gobernar la ciudad y que los valores republicanos sean tangibles y se conviertan en realidad a Barcelona", ha asegurado.

Maragall ha pedido que se deje de utilizar, él, también el nombre de Pasqual Maragall. "Tendríamos que tener una pizca más de respeto por la historia", ha apuntado, añadiendo que la única manera de ser maragallista es hablar menos y gobernar muy diferente de cómo lo hace Ada Colau." Lo hace con una falta absoluta de complicidad y de empatía con la Generalitat", ha calificado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat