La presidenta de Ciudadanos en el Parlament, Inés Arrimadas, ha pasado hoy un auténtico mal trago en Equinox, la radio francesa de Barcelona, cuando prácticamente ha tenido que renegar de la reivindicación de Tabàrnia, surgida del entorno de Cs. El presentador le ha preguntado si el movimiento de Tabàrnia era como el Tea Party o el Manif pour tous, movimiento francés contra el matrimonio homosexual.

Arrimadas se ha mostrado visiblemente incómoda y ha negado que su partido dé apoyo político al movimiento de Tabàrnia. El ambiente todavía se ha tensado más cuando el periodista ha preguntado a la dirigente de Cs si este partido es partidario de la independencia de esta supuesta parte de Catalunya, siguendo la tesis de la mayoria de televisiones españolas que dan crédito real a este movimiento.

"Nosotros no damos apoyo a la tesis de Tabàrnia, ni al movimiento de Tabàrnia, en el sentido de que se tenga que independizar del resto de Catalunya. Lo que hemos dicho públicamente es que es una broma argumental", ha indicado. También ha asegurado que no tienen participación en este movimiento. "Tabàrnia no está al lado de Cs", ha remarcado.

El distanciamiento ha sido tan explícito, que Arrimadas ha dicho incluso que desconocía que Tabàrnia hubiera convocado una manifestación el domingo pasado a favor del rey Felipe VI.

La entrevista se ha hecho en castellano, aunque la lengua habitual de Equinox es el francés.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat