Un año más, el día del Libro y de la Rosa llenará de color y literatura las calles de Catalunya. Una pasión por la festividad de Sant Jordi que también llega al Parlament.

La obra de Pilar Rahola, Rosa de cendra, es el libro que el president del Govern, Carles Puigdemont, ha querido recomendar para este Sant Jordi. Se trata de una novela sobre la Semana Trágica en Barcelona que fue galardonada con el premio Ramon Llull en el 2017.

El vicepresident, Oriol Junqueras, ha escogido el libro de relatos  Quan arriba la penombra, de Jaume Cabré. Y ha añadido también la novela de Jordi Basté y Marc Artigau, Un home cau, y el ensayo político La república possible, escrito por el exdiputado de la CUP Antonio Baños. El libro de Baños, que fue copresentado por Junqueras, repasa los diferentes retos que tendrá que afrontar la futura República catalana, tanto en los ámbitos económicos como institucional o de identidad.

La líder de la oposición, Inés Arrimadas, destaca El que et diré quan et torni a veure, de Albert Espinosa, como libro imprescindible para este Sant Jordi. De entre todas las frases de la novela, remarca esta: "La verdadera felicidad consiste en dormir sin miedo y despertar sin angustia".

Además, la líder de la formación naranja enaltece la figura de Espinosa como "un referente vital de fortaleza, coraje y superación que se refleja en toda su narrativa y nos obliga a reflexionar sobre lo que es realmente importante".

Incapaz de priorizar un solo libro, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, recomienda El ojo de Halcón, de Manuel Cruz, un ensayo que hace referencia a la "visión de un filósofo que nos ayuda a examinar la actualidad, la realidad, la política con una mirada muy amplia".

Y de la política, a una novela de crimen: Restos mortales de Donna Leon es uno de los otros libros escogidos por Iceta. "Estoy convencido de que me gustará porque los más de 20 anteriores que ha hecho la autora me han gustado muchísimo", asegura.

Para el líder de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell, el libro imprescindible para este Sant Jordi está cargado de contenido político e histórico. El segle de la revolució, de Josep Fontana da una visión de la historia del mundo durante el último siglo, marcado por la revolución soviética. El libro, trata "desde el fascismo hasta el Estado social surgido en la Europa de la posguerra" y concluye asegurando que "el derrumbe de la URSS y el triunfo de la globalización nos han llevado a una época de regresión social y de incertidumbres".

Nada que ver con la política, El pasajero 23, de Sebastian Fitzek, es el libro que destaca al presidente del PP catalán, Xavier García Albiol. Según asegura, se trata de una "novela de suspense que te atrapa desde el primer momento" ya que explica una historia en alta mar que empieza con la desaparición de unos pasajeros de un crucero. "De lectura ágil y sencilla, muy recomendable para todos aquellos que les gustan las aventuras y la intriga", valora.

Lejos de Catalunya, el libro escogido por la diputada de la CUP Anna Gabriel profundiza en el contexto histórico de la Alemania Federal de la posguerra. "Es también una forma de ir más allá de los mitos habituales y de conocer su aportación en los límites del proceso de desnazificación", asegura Gabriel sobre el libro Urike Meinhof: la biografía, de Jutta Ditfurth.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat