A partir del big bang del procés de octubre de 2017, los caminos de ERC y JxCat para llegar a la independencia se bifurcaron. Mientras Puigdemont y compañía han escogido insistir en la vía de la confrontación, el partido de Junqueras prefiere arremangarse a gestionar el mientras tanto. La contraposición de modelos quedará patente de cara a las elecciones del próximo 14 de febrero. A la espera de conocer los programas electorales, los nombres escogidos para las primeras posiciones ya apuntan maneras.

ERC ya designó hace un par de semanas el vicepresident Pere Aragonès como cabeza de lista. Sin sorpresas. La incógnita era saber quién lo acompañaría. La elegida es Laura Vilagrà (Santpedor, 1976).

Según explican fuentes del partido, la elección de Vilagrà "busca reforzar el perfil de gestión pensando en el futuro Govern de la Generalitat que deberá hacer frente a una situación económica y social compleja tras la pandemia de la Covid". Asimismo, apuntan que "aportará también conocimiento en el tercer sector vinculado al ámbito social y de inserción laboral y en las instituciones públicas" y ponen en valor su perfil "independentista de larga trayectoria". 

Laura vilgra erc Oriol junqueras juli gendrau - ACN

La alcaldesa más joven de Catalunya

Desconocida hasta ahora por la mayoría del gran público, independentista de piedra picada, experta en la gestión del día a día y militante de ERC desde su juventud. Vilagrà es licenciada en Ciencias Políticas y fue delegada del Govern en la Catalunya Central desde enero de 2016 hasta que el 155 la destituyó el mismo día que la mayoría de los consellers y el vicepresident ingresaban en prisión.

Vilagrà ha crecido en la política local. Puso el primer pie en el año 1999, como concejal en el ayuntamiento de su municipio. Durante doce años, y tres mandatos, fue alcaldesa de Santpedor, del 2003 al 2015. En el momento de su investidura se convirtió en la alcaldesa más joven de Catalunya. Del cargo no la echaron. Lo dejó ella, argumentando que "es bueno que los liderazgos no se eternicen". Entre 2006 y 2011, fue la voz del Bages en el Parlament de Catalunya, donde ejerció de diputada.

"Me impliqué en política porque quería que Catalunya fuera un país independiente" confesó Vilagrà en una entrevista en la ACN el día que la nombraron delegada del Govern.

Contraponer gestión a confrontación

Horas después de que Junts per Catalunya haya proclamado a Laura Borràs como su candidata a presidir la Generalitat, Esquerra Republicana responde con el anuncio de su número dos. El tíquet electoral que Vilagrà formará con Aragonès afianza la apuesta por la vía pragmática que ERC quiere imprimir al independentismo. Se trata, como tantas veces han repetido los últimos meses, de "gestionar el mientras tanto", conscientes de que la independencia no llegará en los próximos meses y con la sombra de la crisis derivada del coronavirus ennegreciendo el panorama.

Los republicanos defienden que la pandemia demuestra más que nunca la necesidad de contar con un estado propio, pero mientras eso no sea posible, en el partido se impone la idea de que hace falta mantener el equilibrio entre seguir luchando por la independencia pero demostrándose útiles para la ciudadanía.

Así explican los cuadros de ERC el acuerdo de presupuestos rubricado con Pedro Sánchez la semana pasada. A cambio de dar apoyo a los números del gobierno PSOE-Podemos, los republicanos han forzado a la Moncloa a comprometerse con una inversión de 2.300 millones en Catalunya a lo largo de 2021. El acuerdo les ha comportado críticas por parte de sus socios en la Generalitat. Junts per Catalunya considera que es un error.

¿Iceta o Aragonès?

Con la mirada puesta en un escenario postelectoral fragmentado donde será inevitable tener que buscar aliados para construir mayorías, los de Junqueras han movido ficha los primeros. Este fin de semana, el presidente del grupo parlamentario de ERC y hombre fuerte del partido, Sergi Sabrià, avanzaba en una entrevista en ElNacional.cat que si JxCat gana las elecciones del 14-F, ellos investirán su candidato. Y pedía a Junts que se comprometieran a hacer lo mismo. Este lunes, sin embargo, Laura Borràs ha tirado pelotas fuera. Y la portavoz Marta Vilalta ha redoblado el pressing. La también secretaria general adjunta del partido ha apuntado que las próximas elecciones la victoria se la disputan Iceta y Aragonès. Por eso ha preguntado directamente a JxCat "qué harán si tienen que escoger entre Iceta o Aragonès".

El escenario que plantea ERC de cara al futuro más inmediato es repetir la alianza con Junts y ampliarla a la CUP, pero también, más allá del independentismo, a los comunes. En cambio, y a pesar de la sintonía que mantienen con el gobierno Sánchez, los republicanos descartan de todas todas cualquier tipo de pacto con el PSC. Ya no para gobernar, sino de ningún tipo. En palabras de Sabrià, tampoco aceptarían los votos de los socialistas catalanes para investir a Aragonès.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat