Nada volverá a ser como era antes. Desde octubre de 2017, el día de la DUI, esta cita preside la cuenta de Twitter de Laura Borràs. Es el último verso de un poema de W. H. Auden. Ciertamente, desde esa fecha la política en Catalunya y España han vivido una auténtica revolución: 155, presos, exiliados, moción de censura, luchas fratricidas y la política brotando por todos los poros de la sociedad. Todo, en sólo un año. Durante este tiempo, Borràs ha pasado de dirigir la Institución de las Letras Catalanas a ser diputada, primero, consellera de Cultura, después, y ahora, candidata de Junts per Catalunya a las elecciones del Congreso del 28-A haciendo tándem con Jordi Sànchez, preso en Soto del Real. En medio de la vorágine de la campaña electoral, atiende las preguntas de ElNacional.catLa conversación transcurre a más de 10.000 metros de altura. Dentro de un Vueling de regreso de Bruselas a Barcelona. Por cierto, por contextualizar, la estrofa final de AudenNo me vengáis con estrellas; ya podéis alzar el vuelo; empaquetad la luna y desmantelad el sol; barred los bosques y vaciad los océanos, porque ya nada volverá a ser como era antes​.

Laura Borràs JxCat cigne - Sergi Alcazar

¿Cuántas veces ha cogido un vuelo como este en el último año y medio?
¡[Ríe] Buf! Lo he hecho tantas veces que no sabría decir cuántas, pero muchísimas, porque yo ya lo hacía antes para ver al conseller Lluís Puig y al president, antes de ir a la lista, después cuando ya fui a la lista, posteriormente como diputada y después ya como consellera y ahora como candidata. Así que ha sido un año y medio muy intenso de Barcelona a Bruselas.

¿Y son funcionales, estos viajes?
Siempre lo son. En la dimensión personal, para empezar, que yo creo que no la tenemos que perder nunca, porque para muchos de nosotros es justamente este compromiso personal el que nos ha llevado a salir de nuestras zonas de confort y dar un paso adelante para asumir estas responsabilidades colectivas. Pero después también sirve como momento de puesta en común de opiniones diversas para poder tener este diálogo directo, la presencia siempre tiene un valor añadido indiscutible.

Una manera de escoger del elector puede ser decidir premiar a quienes hemos estado por la unidad real y no retórica

Se les acusa de estar teledirigidos desde Waterloo, como si fueran títeres...
JxCat es el espacio donde todo el mundo que quiera estar, es bienvenido. Todo el mundo que quiera trabajar por Catalunya, para aportar ideas, sean del espacio ideológico que sean y estén en el espacio físico que estén, en Soto del Real, Bruselas o Waterloo.

Pero las decisiones quién las acaba tomando
Pues se acaban tomando de manera consensuada. Para eso nos reunimos, para sumar en la diferencia. Cuando las cosas son más ricas y más plurales seguramente también son más justas.

¿Cómo se explica que alguien como Usted, que vivía su cargo con devoción, termine yéndose a Madrid? ¿La lectura es que el Gobierno tiene los días contados?
Es curioso que ahora que nos hemos marchado del Govern la consellera Artadi y yo misma representa que éramos los pilares indiscutibles y que teníamos el Govern más fuerte y que ahora sin nosotras es más débil. No tenía la percepción cuando estábamos ahí de que nosotros fuéramos la fortaleza. A este Govern se lo ha querido tener en el punto de mira desde el comienzo sin valorar que seguramente ha tenido el papel más complicado de la historia reciente. Entramos después de un 155, que es sin duda lo más devastador para el conjunto de la ciudadanía. Yo he sido alguien que ha predicado siempre la unidad, y cuando la predicas es normal que cuando te la piden la practiques. Si en un momento determinado a varias personas les pareció que mi perfil podía aglutinar Soto-exilio-PDeCAT-JxCat-Crida, habría sido muy egoísta por mi parte, muy de vieja política, quedarme en la conselleria.

Laura Borràs JxCat cigne - Sergi Alcazar

¿Qué diferencia habrá el 28-A entre coger la papeleta de ERC o la de JxCat?
Eso lo tendrá que decidir la gente que vaya a votar. A nosotros nos parece que vivimos una situación tan excepcional que lo que hace falta se es que vayamos juntos, muy juntos. Y eso es lo que escuchamos también cuando vamos a las manifestaciones. Si otros no lo quieren, una manera de decidir del elector puede ser premiar a quienes hemos estado por la unidad real y no retórica.

¿Pero estratégicamente no hay matices?
Es posible que los haya. En el caso de los que no venimos de la política, para nosotros está muy claro el porqué estamos aquí. Para ser la voz del 1-O, no por ninguna estrategia de partido, porque algunos no tenemos partido. Trabajamos por el país. ¿Qué más tiene que pasar para que se vea que es un momento de máxima emergencia que hace necesario que vayamos todos juntos por encima de cualquier táctica?

Estamos aquí para ser la voz del 1-O, no por ninguna estrategia de partido. Nosotros mantenemos la coherencia, somos los mismos del 1-O y del 21-D

La posición de los socios de ERC a finales de octubre del 17 fue uno de los factores que empujaron a Puigdemont a hacer la DUI en vez de convocar elecciones como había decidido. Ahora apuestan por otro camino...
Sí, yo en aquel momento no formaba parte de la política activa y no lo viví en primera persona. Ciertamente planteado así no deja de ser una situación poco coherente. En cualquier caso a nosotros nos corresponde mantener esta coherencia, somos los mismos del 1-O y del 21-D. Nunca nos cansaremos de hacer visible la injusticia, que por otra parte sufrimos todos por igual, todos eran el gobierno legítimo.

La bajada de bandera les saldrá más cara (al PSOE). Exigiremos que se pare la represión y que para sentarnos a hablar se tenga en cuenta el ejercicio de la autodeterminación

Estos días nos hemos hartado de preguntar por sus líneas rojas. ¿A qué precio venderá sus votos JxCat a Pedro Sánchez?
La bajada de bandera, para poner en marcha el trayecto, está cara, porque los incumplimientos han sido sistemáticos. Lo que ya no podemos es dejarnos engañar más. Pedro Sánchez ya estuvo en disposición de hacer valer la confianza que se le hizo y no lo ha aprovechado. Lo que no haremos es volver a dar un cheque en blanco. No estamos en esta línea, estamos en la línea de exigir. No podemos dar ningún paso atrás, por lo tanto, la bajada de bandera está cara porque no sólo la represión no ha disminuido sino que se ha acentuado, no sólo no se han revertido los incumplimientos económicos sino que se han agravado. La bajada de bandera les saldrá más cara (al PSOE). Si ellos tienen una mayoría que les permite ignorar nuestras necesidades, nuestras exigencias no tendrán ningún valor. En la medida en que seamos lo bastante fuertes para hacer estas demandas, tendrán que escucharnos, si es que nos necesitan. Ellos han atizado el fantasma del miedo, del tripartito de derechas. ¿Pero qué diferencia habría con un bipartito del PSOE con Cs?

Por lo tanto, corríjame si no lo tengo bien entendido: sería un punto de partida aceptable que el PSOE accediera a no negar el derecho a autodeterminación de Catalunya...
Son muy buenos los meandros que haces para hacer la pregunta. Yo la hago al revés. Los catalanes ya hemos ejercido el derecho a la autodeterminación, porque no nos lo tienen que conceder, es un derecho que está recogido a la carta de Naciones Unidas, en el artículo 1. ¿Hemos pedido nosotros y hasta tres presidentes de Catalunya, un referéndum legal, acordado, vinculante? Sí. La posición siempre ha sido negarlo. El derecho a la autodeterminación se ejerce autodeterminándose. Y eso es lo que hicimos el 1-O. Y a consecuencia de ejercer este derecho, la represión se ha disparado de una manera absolutamente insostenible. Es una vergüenza colectiva. Nosotros exigiremos que se pare esta represión y, en segundo lugar que para sentarse a hablar se tenga en cuenta este ejercicio de la autodeterminación. Pero en ausencia de eso, nosotros nos hemos autodeterminado. Y eso es lo que tiene vigencia. La consecuencia ha sido la represión y por eso la ponemos en la primera línea.

Si el PSOE puede no tener que pactar con Catalunya, naturalmente que lo hará. Si no somos fuertes y necesarios para Pedro Sánchez, nuestros derechos y libertades seguirán despreciándose

Y si no compran nada de eso, volvemos a estar en un callejón sin salida...
Eso lo comprarán o no en función de cuanto nos necesiten. Si el PSOE puede no tener que pactar con Catalunya, naturalmente que lo hará, si están dando mensajes día sí día también. "Convivencia sí, independencia nunca". ¿Y qué pasa con la voluntad del pueblo de Catalunya? Nosotros que somos demócratas antes que independentistas, si está sobre la mesa la posibilidad de un referéndum legal y vinculante, naturalmente, es lo que habríamos querido antes del 1-O. Pero si es inviable, nosotros ya nos hemos autodeterminado y lo que vamos a exigir es el final de la represión. Si nosotros nos somos fuertes y necesarios para Pedro Sánchez, nuestros derechos y libertades seguirán siendo despreciados.

¿Fue un error dar apoyo a la moción de censura?
Hacer caer a Rajoy y las personas que encabezaron el procés más traumático que hemos vivido en Catalunya, con personajes como Soraya Sáenz de Santamaría que incluso hablaba de decapitar el independentismo, evidentemente que eso era nocivo. Ahora claro, el crédito que tiene Sánchez en estos momentos está en números rojos. Su credibilidad está bajo mínimos.

Laura Borràs JxCat - Sergi Alcazar

El 21 de abril del 17, pronto hará dos años, Usted fue la encargada de poner voz a la conjura de unidad por el referéndum que firmaron uno a uno los miembros del Govern en el Pati dels Tarongers. "Todos nos hacemos responsables de llevarlo a cabo y aplicar los resultados, desde la sede de nuestro Govern, hoy nos comprometemos a organizar, convocar y celebrar un referéndum", decía...
Sí, fue una petición del president Puigdemont. Yo entonces era directora de la Institución de las Letras Catalanas y me preguntó si quería hacer de portavoz de este sentimiento de fortaleza, de unidad, de respeto. Nosotros lo hemos hecho todo con luz y taquígrafos. Junts pel Sí era una coalición que decía 'sí' al referéndum y a la independencia. Y ante este 'sí' que iba en el programa, que yo voté, el Govern llevó a cabo el programa electoral y por ello les han puesto en prisión. Por demócratas, por cumplir un compromiso electoral que pasó por la Junta Electoral Central. Aquel día fue muy importante para mí.

Aquella conjura llegó después de meses de turbulencias entre el PDeCAT y ERC y a pesar de la conjura, las turbulencias han seguido...
Los gobiernos de coalición, yo que lo he vivido desde dentro, nunca son fáciles. Cuando además se encuentra en una situación de represión como la que tenemos ahora, y que no teníamos entonces, todavía es más difícil, porque se mezclan muchos elementos. La represión tiene su efecto, emocionalmente genera un clima de gran devastación y todo este dolor emerge de una forma u otra y hace muy difícil la gestión de un momento en el cual hay una unidad sin fisuras contra Catalunya. Por eso algunos pensamos que es más necesario que nunca al menos mostrar una unidad en la protección de este agravio sistemático. Es evidente que hay una causa general contra el independentismo y mucha gente se pregunta, si la causa es contra el independentismo, ¿por qué los partidos independentistas no van unidos? Y yo comparto esta perplejidad. Yo habría querido el 21-D una lista unitaria.

Y este triple ciclo electoral no ayuda...
Ir contra Catalunya siempre da votos al Estado español y eso es muy lamentable, porque vuelve a poner por delante los intereses de partido al interés común y general de la gente.

Aunque la puntería de las encuestas la tenemos que coger con pinzas, últimamente, la inmensa mayoría de sondeos les sitúan bastante por debajo de los 8 diputados que actualmente tiene el PDeCAT en el Congreso...
Eso ya pasó el 21-D y cambiamos los resultados. Preferimos ganar elecciones que encuestas. Y sobre todo preferimos ganar la independencia. Quien decide es la gente.

El PDeCAT me ha demostrado una extraordinaria generosidad. Seguramente ha sido el partido político que mejor ha entendido que esto no va de partidos sino de país

Alguien independiente como Usted, ¿cómo vive los movimientos en el seno del PDeCAT?
Lo que me ha demostrado el PDeCAT es una extraordinaria generosidad y un ejercicio de comprensión del momento histórico que hay que poner en valor. Porque seguramente ha sido el partido político que mejor ha entendido que esto no va de partidos sino de país y que ha ofrecido sus propias estructuras para hacerlo posible.

En el Congreso no la dejarán hablar catalán...
Sí, es un déficit democrático más de esta deficitaria democracia española. Es inaudito que aquello que es una riqueza no pueda utilizarse en estos espacios de representación territorial. Es una manera muy negativa de vivir la pluralidad el hecho de mantenerse monolingüe.

Laura Borràs JxCat cigne - Sergi Alcazar

Usted ve capaz al gobierno Torra de resistir la doble embestida que le viene encima: ¿sentencia del Supremo y triple ciclo electoral?
Conozco al president y su determinación. No se trata de resistir, sino de entender el momento que vivimos. Las sentencias serán un punto de inflexión, no podremos impermeabilizarnos de las sentencias, serán la culminación del ciclo que se inició el 1-O y que se profundizó con el 21-D. Tendremos que ver qué impacto causa en la vida pública del país y qué estamos dispuestos a hacer. La fortaleza y la debilidad se mide con la capacidad de hacer políticas. Y tenemos consellers capaces que hacen el trabajo. Evidentemente necesitamos presupuestos y pasado el ciclo electoral se reanudará la necesaria reflexión sobre el hecho de tener presupuestos. Y aquí todos los diputados tienen que asumir la responsabilidad respecto de la temeridad que sería entrar en el 2020 con prórroga de la prórroga de la prórroga.

Yo habría querido un Junts pel Si reloaded, le habríamos simplificado a la gente dónde colocar la papeleta

¿Y cree que si realmente ERC consigue superar JxCat en las generales, las municipales y las europeas y alcanzar su objetivo histórico de ser la fuerza hegemónica en Catalunya, forzará a Torra a convocar elecciones en el Parlament?
Tengo muchos amigos en ERC y también en el PDeCAT, porque el hecho de no haber militado me permite una complicidad que no viene de las filias y fobias de partido que es una cosa que a mí me inquieta mucho y lo encuentro muy estéril. Bastantes problemas tenemos como para que haya gente con fijaciones atávicas que vienen de muy atrás y que han perdido cualquier validez. No va de izquierdas o de derechas, ni de partidos, va ser o no ser nacionalmente. Entiendo que alguien que está en la estructura de un partido que habla de hegemonía y de poder tener este poder, si lo consiguiera electoralmente seguramente forzaría unas elecciones para poder gobernar en solitario que es lo que los partidos quieren. Dependerá de ellos. Yo habría querido revalidar Junts pel Sí. Un Junts pelreloaded, versión 2, todavía más amplio, para demostrar que éramos las víctimas de la agresión. Si ya era importante antes del 1-O, todavía lo era mucho más después, porque a la gente le habríamos simplificado mucho dónde colocar la papeleta: o tripartito del 155 o los que estamos para defender los derechos y las libertades de Catalunya, se llamen CUP, JxCat, PDeCAT o ERC.

Laura Borràs JxCat cigne - Sergi Alcazar

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat