Con una manifestación no es suficiente. La Crida reclama una reacción "contundente", "muy unitaria" y que "impacte el mundo" como respuesta a una posible sentencia condenatoria para el 1-O. Así lo ha explicado su secretario general, Toni Morral, en una entrevista en la ACN, donde argumenta que una manifestación más sería insuficiente porque no haría ni "cosquillas al Estado". Por otra parte, el también diputado en el Parlament abre la puerta a una confluencia de la Crida con JxCat en función de como se resuelva el reordenamiento del espacio que comparte con el PDeCAT. Morral subraya que la Crida está "preparada" para presentarse a unas futuras elecciones en el Parlamento, "si hace falta".

Morral reclama una "respuesta de país" a la sentencia del 1-O y advierte que "obviamente no tiene que ser una manifestación más". El dirigente de la Crida reconoce que se han hecho muchas movilizaciones exitosas pero que ahora la respuesta tiene que ser "de otras características", en caso de que no haya absolución.

Además, Morral sentencia que la prioridad no tiene que ser "el qué" sino el "cómo", y que la respuesta a la decisión de los magistrados del 1-o Sea del todo "contundente y muy unitaria". "Es la clave, nos jugamos mucho al procés", asevera. Asimismo, el secretario general de la Crida espera que esta "respuesta de país" tenga impacto a escala internacional y haga que el mundo entero mire hacia Catalunya.

¿Confluir con JxCat?

JxCat y PDeCAT tienen que culminar este otoño el arreglo del espacio que, a priori, culminaría con un nuevo partido bajo las siglas de Junts per Catalunya. La Crida se quiere mantener al margen de este procés, tal como explica Morral, aunque los tres impulsores de la asociación -Carles Puigdemont, Jordi Sànchez y Quim Torra- son, al mismo tiempo, dirigentes de JxCat.

En la entrevista Morral recuerda que la Crida tiene una hoja de ruta, un ideario político y un modelo de organización propio, al margen de JxCat. Al mismo tiempo, sin embargo, admite que la asociación sigue "con mucho interés" el arreglo del espacio postconvergente. Aunque la Crida no quiere mezclarse con este procés, sí que tiene dirigentes que participarán -como los propios Morral, Puigdemont, Sànchez y Torra, o Elsa Artadi.

De hecho, la Crida se mantiene en la expectativa para mover ficha: "Depende de cómo vaya el debate de JxCat y PDeCAT veremos, entonces, si realmente hay una posible confluencia o no. Pero en estos momentos es muy aventurado decirlo", ha explicado Morral.

La asociación, que tiene como principales objetivos la unidad del independentismo y la aplicación del mandato del 1-O, cuenta con 7.000 socios que pagan una cuota mensual, además de 14.000 colaboradores que han cooperado económicamente de manera puntual, y un manifiesto fundacional con 63.000 firmas.

Elecciones en el Parlament

Morral insiste en que la Crida volverá a presionar en las próximas elecciones en el Parlament para que haya unidad independentista. Como secretario general, recuerda que la asociación tiene voluntad de acción política y que no descarta presentarse a los comicios si lo consideran "oportuno y viable". "Estamos preparados para hacerlo, si hace falta, pero lo valoraremos cuando haga falta. No se descarta", ha profundizado.

Finalmente, Morral concreta que, en caso de que la Crida contribuya a las próximas elecciones en el Parlament, será para ayudar a favorecer esta unidad republicana para hacer efectivo el mandato del 1-O. De hecho, apunta que si los partidos independentistas no plantean este mismo objetivo a sus programas electorales la Crida se vería "obligada" a plantearse presentarse a los comicios.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat