Uno de los elementos que se han incorporado a la propuesta de acuerdo de JxSí a la CUP es la creación de manera inmediata de un servicio de inteligencia en la "primera etapa" de la desconexión. Según fuentes consultadas por El Nacional, este servicio ya fue planteado por uno de los informes del Consell Assessor per a la Transició Nacional (CATN) y los negociadores lo han puesto sobre la mesa como un "requerimiento" indispensable en un proceso independentista que necesita del aval de la comunidad internacional.

“Es evidente que es un elemento fundamental de cualquier estado, y más en la actual situación en la que Europa se encuentra amenazada por el yihadismo o el crimen organizado", detallan diputados negociadores y asesores técnicos que han participado en las conversaciones entre JxSí y la CUP.

Un servicio único, autónomo y coordinado

La base estructural de este virtual servicio de inteligencia se explicó negro sobre blanco en el informe número 17 del CATN. "Ahora lo hemos puesto al día. Se trata de construir un centro civil, con dirección política y técnica que recoja, analice, interprete y procese de forma estratégica información que favorezca la toma de decisiones en materia de seguridad interna y externa", detallan las mismas fuentes a El Nacional.

Control democrático

El servicio, aunque tenga un control político que pasaría por la Comissió de Matèries Reservades del Parlament, tendría que ser "autónomo". "Tiene que existir un control parlamentario, pero este servicio tiene que tener capacidad operativa para abrir, investigar o descifrar riesgos que todavía no se hayan detectado desde la esfera política a través de los servicios de seguridad como Mossos o la información de las policías locales", añaden.

"El servicio tiene que combinar el trabajo discreto y secreto con el control democrático, con el amparo de un marco legal claro y explícito”, remiten las mismas fuentes recordando las recomendaciones del Consell Assessor. “Un servicio de inteligencia, civil, multidisciplinario y con un marco legal que garantice que sus actuaciones son congruentes con el Estado de derecho y la garantía de protección de los derechos humanos fundamentales”, recoge uno de los documentos que profundiza en las necesidades básicas de un proceso constituyente.

Colaboración internacional

Fuentes del Departament d'Interior y de los grupos parlamentarios tienen asumido que este servicio de inteligencia se tendría que integrar en la red de colaboración internacional. "Hace tiempo que la mayoría del Parlament reclama la integración de los Mossos en la Europol y la Interpol; ahora estamos vetados por el Ministerio del Interior", recuerdan a El Nacional los diputados y exdiputados de las formaciones soberanistas que han ejercido de portavoces en las últimas legislaturas, como Jaume Bosch (ICV-EUiA), Gemma Calvet (ERC) o Lluís Guinó (CiU y JxSí).

A la práctica, esta colaboración internacional ya es habitual entre los Mossos y los diferentes servicios de seguridad españoles e internacionales. De hecho, los Mossos ya se han integrado en la mesa de evaluación de riesgos del Consejo de Seguridad Nacional y han participado en detenciones de presuntos yihadistas buscados por el Mosad o por el FBI que se encontraban en Catalunya. "Han sido operaciones de inteligencia clásica", apuntan fuentes de Interior a El Nacional.

Obsesión de Trapero

"Los Mossos hace tiempo que tienen en marcha una estrategia de inteligencia; ha sido una obsesión del comisario jefe del cuerpo, Josep Lluís Trapero," recuerdan fuentes de la policía catalana. En este sentido, la Comissaria General d'Informació incluye unidades especializadas como la de orden público o la de yihadismo, creadas por el conseller Felip Puig y que Trapero ha desarrollado. "Hemos avanzado en la superación de lo que es información para convertirlo en inteligencia", sentencia Trapero cada vez que se le pregunta por este tipo de funciones.

Unidades operativas

También se han articulado otras unidades especializadas como la Unitat Central de Recursos Operatius, que en su momento llegó a tener más de cuarenta efectivos a su servicio. Una unidad de inteligencia operativa que se especializó básicamente en movimientos anarquistas, extrema derecha, antisistema o de la izquierda alternativa. También se ha formado una unidad de información antiterrorista, lo que actualmente es una absoluta prioridad en cualquier país europeo.

350.000 euros en fondos reservados

Hoy por hoy, la Brigada d'Informació sería el embrión de un futuro del servicio de información de una virtual república catalana. Hoy por hoy, esta unidad trabaja con fondos reservados limitados a 350.000 euros desde los recortes del 2011. Las explicaciones sobre su gestión pasan por la Comissió de Matèries Reservades de la Cámara catalana.

¿Interior o Presidència?

Uno de los dilemas de este futuro servicio de inteligencia es de qué departament colgará. Es decir, si dependerá de Presidència o bien del Departament d'Interior.

(FOTO: El conseller de Interior, Jordi Jané, y el comisario jefe de los Mossos, Josep Lluís Trapero / SERGI ALCÀZAR)

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat