JxCat ha decidido reclamar al presidente del Parlament, Roger Torrent, que actúe de manera efectiva contra intervenciones que consideran ofensivas como las que como las que este jueves dirigió la diputada de Ciudadanos Sònia Sierra a la consellera de Cultura, Laura Borràs, a la cual va titllaar de "supremacista". Esta es la segunda vez en 24 horas que los grupo de Junts se dirige a Torrent reclamando que frene los interpelaciones ofensivas de la oposición, esta vez, pero reclama medidas disciplinarias. Esta vez, además, les recuerda que este es no solo su facultad como presidente sinó su deber.

"Es Usted una supremacista, que quede claro", aseguró Sierra dirigiendo hasta tres veces seguidas este adjetivo a la responsable de Cultura.

Al acabar las intervenciones, el presidente de la Cámara insistió en reclamar a los diputados que se tengan respeto entre ellos y a la institución que representan y advirtió que se reserva "la potestad de llamada al orden y tomar medidas disciplinarias".

A pesar de aplaudir las palabras del presidente, JxCat las consideró insuficientes después de días en que se acumula la tensión dentro del pleno. Al acabar el pleno, el presidente, Quim Torra, las conselleres de Presidencia, Elsa Artadi, y la de Cultura, además del vicepresidente del Parlamento Josep Costa y numerosos diputados de JxCat valoraron la intervención de Sierra y acordaron hacer llegar un escrito al presidente de la Cámara reclamando que haga llamadas al orden delante de este tipo de intervenciones.

Captura de pantalla 2018 11 09 a les 12.11.54

El capítulo II del reglamento referido a las sanciones advierte que el diputados tienen que respetar las reglas de orden, entre las cuales, evitar hacerse acusaciones o recriminaciones o pronunciar "expresiones inconvenientes al decoro". El reglamento fija que aquel diputado que viole estas normas de conducta "tiene que ser llamado a la orden por el presidente".

El reglamento contempla, también, en el artículo 239 la expulsión de la cámara en caso de que la llamada al orden fuera motivada "por palabras ofensivas dirigidas a las instituciones públicas, a otro miembro del Parlamento o a cualquier otra persona".

La petición de JxCat llega después de un pleno que esta semana se está desarrollando entre fuerte tensión, que vivió una de las puntas en la última.

De hecho, ya el día anterior, tal como adelantó el Mon, este grupo había entrado a registro un escrito dirigido al presidente en que lamentaba la forma cómo el grupo del PSC se había dirigido al presidente y lo instaba a impedir que se repitieran estas situaciones.

Captura de pantalla 2018 11 09 a las 10.12.37

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat