JxCat y ERC han llegado a un acuerdo para desbloquear el pleno del Parlament, que se reprenderá esta tarde, según ha explicado el presidente de la Cámara, Roger Torrent. En función de este acuerdo, la Mesa validará la petición de delegación de voto que ha presentado el portavoz del grupo, Albert Batet, y en la que se remitía a la delegación vigente hasta ahora. Por su parte, los diputados de JxCat afectados por la resolución de Pablo Llarena, es decir, Carles Puigdemont, Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull, tendrán que presentar un escrito firmado por ellos afirmando que están de acuerdo con esta petición de delegación de voto.

La petición de delegación de voto que ha presentado esta mañana Batet deja claro que lo que piden sus diputados encausados es el mismo trato que tenían desde el mes de mayo. Sin embargo, incluye una referencia a la resolución aprobada el martes donde se asegura que el pleno no acepta la suspensión de los diputados encausados, pero les plantea la posibilidad de designar otro diputado que ejerza sus funciones. Esta ha sido la vía que han adoptado Oriol Junqueras y Raül Romeva como respuesta al auto del juez.

Desde un primer momento, JxCat ha asegurado que no aceptaba esta vía, sino que seguirán delegando el voto, tal como prevé el Reglamento del Parlament, la misma que sus diputados han utilizado desde el mes de mayo. De hecho, el escrito que hoy ha presentado Batet pidiendo la misma delegación iba acompañado de una fotocopia de la delegación anterior, para dejar constancia que, para JxCat, no ha habido ningún cambio en la situación de sus diputados.

Ple cancelat Batet Clotet - Sergi Alcazar

Las últimas horas, los letrados han advertido que la resolución del pleno obliga a utilizar este nueva fórmula, mientras que Torrent reclamaba que el documento estuviera firmado por cada uno de los diputados afectados y no sólo por Batet.

Estas discrepancias entre los dos socios de Govern ha bloqueado la sesión del pleno, que tenía que servir para cerrar el debate de política general, y que se ha aplazado hasta nueva orden ante el desacuerdo en la Mesa, entre JxCat y ERC, sobre este tema.

Durante toda la tarde las reuniones entre los negociadores de las dos partes, además de Quim Torra y Roger Torrent, el vicepresident, Pere Aragonès, y los consellers Elsa Artadi y Damià Calvet, han sido constantes. Buena parte de estas se han celebrado en el despacho de Torra en el Parlament ante la expectación de cámaras y periodistas. Ha sido precisamente, cuando poco antes de las cinco de la tarde Torrent ha salido del despacho del president, que al ser interrogado por los periodistas ha informado de que ya había acuerdo.

Ple cancelat Torrent - Sergi Alcazar

A primera hora de la tarde, JxCat había reunido a sus diputados para informarles del principio de acuerdo.

Desde que el juez reclamó la suspensión temporal de los diputados, JxCat ha insistido, como está haciendo desde el principio de la legislatura, en que la suspensión de Puigdemont es una línea roja que no están dispuestos a cruzar.

De hecho, la dificultad para conseguir un acuerdo sobre cómo se tenía que responder al auto de Llarena en que pedía la suspensión temporal de los diputados encausados había dejado el Parlament sin plenos hasta esta semana en que se ha celebrado el debate de política general.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat