"Hace falta enterrar de una vez por todas la gesticulación y el procesismo de corto vuelo que mantiene expectativas irreales a base de simbolismos y declaraciones épicas para pasar a una etapa de liberación nacional". Esta es la demanda de las juventudes de ERC, que se ha presentado y aprobado en el marco de su XXVIII Congreso Nacional celebrado este fin de semana en Vic.

La nueva hoja de ruta de la Joventut Republicana también "exige a todos los actores políticos una negociación estratégica para hacer efectiva la República", a pesar de advertir que la estrategia no puede ser "pretexto para emplear sine die una confrontación inevitable con el Estado". En este sentido, piden "pasar de la declaración a la estrategia republicana" y trazar una "acción política coordinada y masiva", ya que consideran que "es lo que realmente da miedo al Estado, para avanzar y ganar."

"Hace falta dejar los paternalismos y apostar de forma valiente y sincera por la transparencia en el debate estratégico y en la acción republicana", afirman.

"Desobediencia masiva no violenta"

Las juventudes también señalan cuál es la respuesta que hay que dar al juicio del 1-O, que consideran una "escenificación de un montaje de los aparatos del Estado, y apuestan por "movilizaciones masivas y no violentas" y por "la desobediencia masiva no violenta. "Las transgresiones colectivas de base radicalmente democrática como el mismo 1 de octubre son lo que nos muestran tal como somos y lo que nos hace ganar en conjunto", defienden en este sentido.

El documento también plantea los diferentes ámbitos en los que el independentismo tiene que aumentar su fuerza. Así, consideran que hay que aumentar "las complicidades internacionales, un municipalismo republicano más fuerte, más políticas republicanas en las instituciones, una fuerte presencia en la calle y promover la afiliación hacia un sindicalismo estudiantil y laboral nacional y de clase".

 

El congreso de las juventudes republicanas se celebró en Vic, la ciudad natal Marta Rovira, actualmente exiliada en Suiza, y acogió a 500 personas. Durante las jornadas, que contaron con la presencia del vicepresident del Govern y presidente adjunto del partido, Pere Aragonés, se aprobó la ponencia organizativa y también se renovaron diferentes órganos, como la permanente nacional, encabezada por Pau Morales, que fue reelegido portavoz de la organización.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat