El sindicato Jusapol ha presentado una denuncia delante del TSJC contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra, el consejero de Interior, Miquel Buch, y el director general de la Administración de Seguridad, Jordi Jardí, por delitos relativos al ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas. El sindicato quiere que sean citados como investigados por haber incitado el odio y el boicot a la manifestación de policías españoles y guardias civiles del pasado 29 de septiembre.

En su escrito, considera que el dispositivo de seguridad fue "insuficiente" y respondió a instrucciones políticas de los denunciados. Remarca que los participantes "fueron insultados y agredidos" animados por los denunciados. Se quejan de que se permitiera la contramanifestación independentista, animando incluso a participar por parte de Torra.

Jusapol aporta diferentes noticias, entre ellas una donde aparecen declaraciones del mismo Torra animando a ocupar la plaza de Sant Jaume para que no lo hicieran los policías españoles. También cita declaraciones de Miquel Buch acusando al sindicato de "provocar" y, a opinión de Jusapol, "justificando así las agresiones sufridas y las resoluciones adoptadas para impedir y boicotear la manifestación".

A su parecer, las manifestaciones convocadas por la ANC, los CDR y la CUP "incentivaban el odio y la violencia hacia los policías nacionales y guardias civiles". "Este apoyo de las autoridades fue eficaz y suficiente para que la ANC, los CDR y la CUP actuaran fuera de la legalidad, ocuparan la plaza de Sant Jaume y fueran a buscar la manifestación de Jusapol para insultar y agredir a sus manifestantes, sabiendo que los Mossos no utilizarían todos los medios para impedirlo", apunta la denuncia.

Inseguridad física

Según el sindicato, la "inseguridad física" de los manifestantes ante el "seguimiento amenazante y violento de los acólitos de los denunciados y las agresiones verbales y físicas sufridas por muchos de los participantes" era un "objetivo buscado por los denunciados" para evitar así la presencia de la Policía Nacional y la Guardia Civil, "contra la que han mostrado su rechazo y odio". Jusapol denuncia insultos, amenazas y agresiones con pintura y ácido.

El sindicato, además, mantiene su intención de volver a manifestarse en Barcelona el próximo 10 de noviembre "para terminar su reivindicación como se merece y ejercer su derecho democrático de reunión" tras los "disturbios y conductas graves" del pasado 29 de septiembre.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat