Mientras ERC juega a una guerra de nervios con Junts en torno al acuerdo para el nuevo Govern, la formación de Carles Puigdemont ha empezado a explorar el terreno con una primera reunión con la CUP. El encuentro ha sido comunicado públicamente por las dos partes, que han reconocido que la respuesta policial contra las manifestaciones por la detención de Pablo Hasél ha formado parte esencial del encuentro. La CUP advierte que son un escollo importante para las conversaciones, mientras Junts ha censurado la actuación de la BRIMO.

La reunión ha servido también para dar a conocer el equipo negociador de Junts que está encabezado por el secretario general, Jordi Sànchez, con la vicepresidenta y portavoz del partido, Elsa Artadi, el también vicepresidente Josep Rius, la nueva responsable del grupo en el Congreso, Míriam Nogueras, y el diputado Francesc de Dalmases, persona de máxima confianza de Laura Borràs en el grupo parlamentario.

La comisión negociadora se ha reunido con una delegación de la CUP a instancias de esta formación. "Han coincidido en que el resultado de las elecciones es una ocasión histórica para conformar un gobierno que avance en la resolución del conflicto entre Catalunya y España", se asegura en un comunicado de Junts.

Dimisión de Samper

Los cupaires han explicado que la reunión ha servido para "abordar la situación actual y las consecuencias que se derivan respecto del futuro" del Parlament y el Govern. Pero han dejado claro que exigen "parar la represión y un giro de 180 grados en las políticas de seguridad con el fin de poder dar continuidad a las conversaciones de cualquier posible acuerdo".

La delegación cupaire ha pedido ya una respuesta con la dimisión de Miquel Samper como conseller de Interior, y advierte que estos hechos dificultan el entendimiento entre los dos proyectos. "La continuidad de las conversaciones está totalmente condicionada a los compromisos y cambios claros en este terreno".

La respuesta de Junts ha llegado en el mismo comunicado donde se informa de la reunión y se añade que ha servido también para analizar las protestas provocadas por la detención de Pablo Hasèl y "la inaceptable respuesta policial que han obtenido". "Desde Junts valoramos críticamente la violencia vivida y los errores cometidos por algunos agentes de la BRIMO, que en ningún caso pueden quedar impunes," advierten.

Negociación con ERC

Buena parte de la delegación de JxCat se encuentra en Waterloo para preparar las conversaciones con Carles Puigdemont y la candidata Laura Borràs.

Junts ha movido pieza con la CUP después de que todavía no ha recibido ninguna indicación de ERC para iniciar las conversaciones. Esta mañana, a través de un comunicado, el cabeza de lista y la presidenciable han recordado a los republicanos que las elecciones del domingo otorgaron por primera vez un resultado superior al 51%.

Negociaciones con ERC

De momento, también Esquerra, que ha sido la ganadora del bloque independentista a las elecciones del domingo, ha empezado las negociaciones con la CUP. Por parte de los republicanos forman parte del equipo negociador el presidente del grupo parlamentario, Sergi Sabrià, la portavoz, Marta Vilalta, la número dos de la candidatura de Pere Aragonès, Laura Vilagrà, y el presidente del Consejo Nacional, Josep Maria Jové.

ERC sigue apostando públicamente por un gobierno amplio, mientras que el portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián, hacía ayer un llamamiento desde el atril del Congreso a CUP y comunes a intentar un gobierno de izquierdas del cual excluyó implícitamente a Junts.

 

En la imagen principal Elsa Artadi y Jordi Sànchez en una imagen del congreso fundacional de Junts

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat