El juez que investiga los preparativos del referéndum, el titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, ha citado a declarar como investigada a Rosa Vidal, la interventora general de la Generalitat que certificó que el Govern no había gastado ni un euro en el 1-O. El magistrado considera que Vidal ha intentado "impedir" que se conozca el coste público de la consulta.

En una providencia, a la cual ha tenido acceso Efe, el titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona cita a declarar para el próximo 24 de julio Rosa Vidal, al lado de Montserrat Vidal, responsable del área de procesos electorales y consultas populares de la Generalitat, y la secretaria general de Governació, Meritxell Masó, entre otros.

El juez ha imputado a la interventora general después de que esta contestara los requerimientos remitidos por Hacienda que en ningún Departament constaban gastos de preparación o ejecución del referéndum, una afirmación que para el magistrado es contraria a "las más elementales reglas de la lógica".

El papel de Vidal estaba en el punto de mira del juez después de que este recibió un anónimo que lo instaba a rastrear las autorizaciones de contratos y pagos efectuadas por la investigada y que Hacienda le advirtiera que la interventora no había respondido a su requerimiento de información de los gastos del Govern para el 1-O.

Informe de la Guardia Civil

A estas advertencias se suma un informe de la Guardia Civil que asegura que la interventora general no activó ningún procedimiento para denunciar un intento fraudulento de la empresa postal Unipost ―que supuestamente se tenía que encargar de los envíos postales vinculados al 1-O―, para cobrar al menos una factura de 238.965 euros a la Generalitat por gastos vinculados al 1-O.

Para seguir el rastro de los gastos del 1-O, el juez autorizó a la Guardia Civil a acceder al fichero de la Comisión para la Prevención del Blanqueo de Capitales (SEPBLAC) para rastrear las cuentas de los investigados por los preparativos del referéndum.

En un auto en que desestima una vez más los recursos de los investigados contra esta línea de investigación, el juez defiende la necesidad de acudir al SEPBLAC y reprocha a la Interventora que pretenda que el material y los gastos de personal vinculados a la consulta se imputen "a ignorados sistemas de pago, donaciones o contribuciones, ya sea de particulares, de empresas o de instituciones".

Además, añade al juez, si este fuera el caso, la Interventora "tendría que haber facilitado un listado comprensivo de los donantes y contribuyentes con sus respectivas cuantías".

"Es por eso que no habiéndose facilitado ningún tipo de información justificativa de los gastos generados por la consulta, sino que al contrario intentando impedir el conocimiento de la misma y ante la existencia de evidencias sobre la realidad del gasto y la utilización de fondo públicos, tiene que acudirse a otros medios de investigación (...)", sostiene el juez en su acto.

Rosa Vidal figura entre los cargos públicos de la Generalitat a los cuales el Tribunal Constitucional advirtió, el pasado 13 de septiembre, de su obligación de impedir o paralizar cualquier iniciativa que supusiera ignorar o eludir la suspensión del 1-O, según la documentación que el alto tribunal ha remitido al juez instructor.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat