Pronto hará dos años de los atentados del 17 de agosto a La Rambla de Barcelona y Cambrils en los cuales murieron una quincena de personas. A lo largo del último año, en el Parlament de Catalunya hay en marcha una comisión de investigación para tratar de aclarar los detalles del operativo policial i la investigación, pero también la relación entre el CNI y el imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, el autor intelectual de los ataques y que murió un día antes en la explosión de Alcanar.

Este martes la comisión ha citado al exsecretario de Estado de Seguridad durante aquel verano, José Antonio Nieto, que ahora ejerce como portavoz del PP en el parlamento andaluz. Desde allí, desde Andalucía, ha comparecido por videoconferencia y después de dos rondas de preguntas de los grupos parlamentarios ha acabado explotando indignado. "Es delirante, tendencioso y lamentable", se ha exclamado, "no vale todo, no pueden utilizar un hecho tan doloroso como un atentado para llevar el agua a su molino". Visiblemente ofendido, en su último turno, ha inquirido si "¿están diciendo que el atentado de Barcelona y Cambrils les organizó alguien desde un organismo público? ¿O habiendo podido evitarlo no lo han evitado? Eso no se puede hacer, no se lo merecen ni los catalanes ni los españoles".

Interrogado por si Es Satty era o no confidente del CNI, ha evitado contestar directamente, "no puedo responder sí o no, no soy ni el imán ni el CNI", pero acto seguido ha añadido que "es lógico que se comparta información" con determinados presos del crimen organizado y ha admitido contactos.

Antes de ser imán de Ripoll, Es Satty había sido condenado por un delito de tráfico de drogas, motivo por el cual fue encarcelado. "En aquel caso, como establecen los protocolos se establece un contacto con el CNI", ha explicado Nieto, que lo ha enmarcado en "las medidas de control y prevención con personas que pueden tener conocimiento de algún tipo de actividad terrorista financiada a través del crimen organizado, para saber si pueden tener relación con alguna estructura terrorista".

Ahora bien, quien fuera jefe de seguridad en España con el gobierno Rajoy ha responsabilizado los Mossos d'Esquadra de "no haber detectado la radicalización del imán de Ripoll", les "correspondía a ellos "porque son policía integral", ha señalado. En este sentido, se ha sacudido toda responsabilidad, "es una desgracia de la cual no se puede culpar a los Mossos, pero tampoco a nadie más". A pesar de esta afirmación, ha aprovechado para manifestar que "no tuvimos acceso a la zona de la explosión de Alcanar porque correspondía a los Mossos y no nos pidieron colaboración". 

Se trata del primer alto cargo policial del gobierno español que participa en esta comisión. Al inicio de la intervención, Nieto ha recordado que "si estábamos a nivel 4 sobre 5 era porque teníamos la percepción y los datos reales para intuir que la posibilidad de una tentado era una amenaza real" y se ha quejado de que "algunos nos dijeron que era una excusa para mantener la presión policial en el territorio", en un momento político convulso, a escassos meses del 1-O. 

De paso, recibe por el 1-O

Una de las principales responsables de haberle hecho perder los papeles ha sido la diputada de la CUP Natàlia Sànchez. Durante la primera tanda de preguntas, ha aprovechado para denunciar el papel de José Antonio Nieto como máximo responsable de la seguridad del Estado durante el 1-O. "Condeno su responsabilidad y le acuso de ejercer la violencia contra gente pacífica". 

Seguirá ampliación

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat