La Junta Electoral ha extendido la persecución de los lazos amarillos de apoyo a los presos políticos, a las Illes Balears, y ha pedido al presidente del Parlament, Baltasar Picornell, al alcalde de Palma, Antoni Noguera, y al partido soberanista Més que los retiren, según ha indicado el Diario de Mallorca.

La Junta Electoral ha actuado por una denuncia del partido ultra Vox, que se quejó de un lazo amarillo a la fachada del Ayuntamiento y de otro en uno de los balcones del Parlament. En los dos casos estaban en las dependencias de Més.

Més ha reaccionado acusando a la Junta Electoral de "ataque a la libertad de expresión", y ha substituido los lazos por símbolos amarillos de la película Los juegos del hambre, banderas feministas y también del colectivo gay.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat