Izquierda Unida romperá la disciplina de voto y se abstendrá en la segunda votación del debate de investidura de este jueves. Así lo ha acordado su dirección colegiada en una reunión esta misma mañana, aunque las negociaciones entre el PSOE y Unidas Podemos están totalmente bloqueadas. Esta abstención, de seis diputados, se suma a la ya anunciada horas antes por Esquerra Republicana y Bildu. Un nuevo elemento de presión a Pedro Sánchez y, sobre todo, a Pablo Iglesias. Los socialistas han rechazado esta mañana la última oferta que les han hecho los de Iglesias.

"Con el estado actual en que se encuentran las negociaciones a las 12h, la colegiada d'e U opta por una abstención para la segunda votación", aseguran desde la formación liderada por Alberto Garzón. "No obstante, IU sigue hablando en estos momentos con el Gobierno y con Podemos para intentar alcanzar un acuerdo", añaden.

El tiempo se agota pero las negociaciones para la investidura de Pedro Sánchez aparecen definitivamente bloqueadas. El PSOE sólo ha tardado unos minutos en rechazar la última oferta de Podemos para intentar sacar adelante la votación que se tiene que hacer a primera hora de esta tarde al Congreso. "Es más de lo mismo", han argumentado fuentes socialistas.

La propuesta de que Podemos ha hecho pública pasadas las once de la mañana reclamaba una vicepresidencia de Derechos Sociales y de Igualdad, que asumiría Irene Montero, y tres ministerios, en vez de cinco como hasta ahora. No obstante, la formación morada mantenía la reclamación de la cartera de Trabajo, que el PSOE se niega en redondo a ceder, junto con las de Sanidad y Consumo y el Ministerio de Ciencia y Universidades.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat