El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha apelado a hacer un "esfuerzo por aunar" y por "ampliar y ensanchar los acuerdos entre diferentes" para avanzar en materia de autogobierno y también en otros retos que Euskadi tiene ante sí en 2020, como el empleo.

En su tradicional mensaje de fin de año, Urkullu ha hecho balance de 2019 y ha expuesto sus propósitos para el próximo ejercicio, el último de su segunda legislatura, y lo ha hecho junto al árbol de Gernika, un símbolo, ha dicho, que "reúne y une la diversidad de sensibilidades" de la sociedad vasca, tal y como ha descrito.

"Debemos posponer lo que nos divide y anteponer lo que nos une. Sumar voluntades para afrontar los retos y aprovechar las oportunidades que tenemos por delante", ha subrayado el lehendakari, quien ha remarcado también que lo importante para Euskadi es "aunar".

Reforma del Estatuto de Gernika

Así y sobre el futuro del autogobierno vasco y la reforma del Estatuto de Gernika, Urkullu ha recordado que lo fácil es acordar "solo entre quienes piensan igual" y que lo "difícil" está en "ampliar y ensanchar los acuerdos entre diferentes".

Por ello ha asegurado que la "clave" está en "hacer un esfuerzo por aunar", por "ampliar los puntos de encuentro desde el respeto".

Pero también ha apelado a sumar fuerzas para generar en 2020 más y mejor empleo, especialmente para los jóvenes, e impulsar un nuevo modelo de empresa, más participativo e inclusivo.

Durante su discurso, ha fijado otros objetivos como el ecológico donde ha dicho que Euskadi está "en marcha" y ha asegurado que la emergencia climática, la transición energética o la movilidad sostenible forman parte de las prioridades de su Ejecutivo y de la sociedad vasca en su conjunt.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat