Un abogado catalán, Cèsar Lagonigro, denuncia por las redes sociales que ha sido parado por la policía española en la frontera de La Jonquera por llevar el adhesivo de CAT (abreviatura de Catalunya) tapando la "E" de España.

Lagonigro asegura que la Policía Nacional española le ha dicho que "no puede circular con esta matrícula" y cuando el abogado ha respondido en catalán que "podremos circular porque seremos independientes" el policía español ha dicho: "Hablad en un idioma que se entienda".

cesar abogado

El tuit publicado por el abogado dice así: "El CNP nos ha parado en La Jonquera por llevar CAT en la matrícula tapando la E. Dicen que no podemos circular con esta matrícula. Les respondemos que más temprano que tarde, podremos circular, porque seremos independientes. Dicen que hablemos en un idioma que se entienda. Seguimos en catalán".

Lagonigro ya tuvo otro susto

Cesar Lagonigro fue equipado hasta Sevilla con un lazo en la solapa y dos más en la maleta de viaje, para asistir a un Congreso de Abogados. Es decir, tenía muchos números para que le tocara la lotería unionista. Y así fue. Lagonigro manifestó en su Twitter que en la cena de clausura, la organización colocó una bandeja rebozada de lazos con la bandera española con el fin de darle la "bienvenida".

Abogado catala tuit

No lo entienden, ni lo quieren entender. Nosotros a lo nuestro, si persistimos y estamos determinados saldremos adelante", destaca Lagonigro. Precisamente, el abogado catalán colgó otra imagen de su maleta en el aeropuerto asegurando que ya tiene "ganas de pisar calles".

Otro caso de catalanofobia

La concejala del grupo municipal Guanyem de Cerdanyola, Laura Benseny, también ha denunciado hoy vía Twitter un encontronazo con la Guardia Civil por dirigirse en catalán. "Todo habría sido más sencillo si hubiéramos hablado español", ha afirmado.

Laura Benseny

Benseny explica que subiendo al pequeño municipio del Pallars, Àreu, fue parada por la Guardia Civil en la entrada de Baro, una localidad que pertenece al municipio de Soriguera. La policía española preguntó a la concejala hacia dónde se dirigía y esta respondió en catalán: "Vamos a Àreu". Esta respuesta desembocó en un registro de todo el vehículo, maletero y mochilas incluidas.

La Guardia Civil llegó al punto de insinuar que el Ibuprofeno podría ser alguna sustancia ilegal. ¿"No es cocaína o heroína?", interrogó el policía a la concejala, que iba acompañada de su hermana.

Laura Bensey también asegura que la policía española, una vez hecho el registro de todo el vehículo de pies a cabeza, esputó: "Espero que cuando salgan a España hablen español. Yo no quería venir a Cataluña".

Imagen principal de la matrícula del coche del abogado @CesarLagonigro

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat