La ya histórica Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) se refundará en un nuevo partido que se llamará Esquerra Verda y que seguirá bajo el paraguas de los comuns, con los cuales seguirán contribuyendo a citas electorales, han confirmado a Efe fuentes del nuevo partido.

Los diputados en el Parlament David Cid y Marta Ribas, así como el eurodiputado de En Comú Podem Ernest Urtasun, que ya formaban parte de la dirección de ICV, seguirán por ahora en el nuevo espacio. La voluntad de poner en marcha el nuevo partido es conoce justo cuando se cumple un año de la liquidación en la cual entró ICV por una deuda de cerca de nueve millones de euros.Sin embargo, todavía no hay fecha para la nueva asamblea fundacional, han explicado las fuentes, que apuntan a después del verano.

 icv david cid marta ribas - europa press

Rueda de prensa de David Cid y Marta Ribas el julio de 2019 en que anunciaron la liquidación de ICV | Europa Press

El grupo impulsor de la refundación del partido, "Reflexión ecosocialista", ha designado en un grupo paritario de 30 personas para empezar a trazar las líneas y la organización del nuevo actor de la política catalana. Entre otros, se encuentran la alcaldesa de Montcada i Reixac, Laura Camps; la senadora Sara Vilà; los exdiputados Jordi Guillot y Josep Vendrell o la diputada en el Congreso Maria Freixanet.

¿Qué pasó con ICV?

Ahora hace un año, en julio del 2019, la formación ecosocialista entró en concurso de acreedores después de acumular una deuda de 9,2 millones de euros. Además del concurso, el partido también presentó un ERE para sus 16 trabajadores.

Tripartito Catalán maragall montilla carod saura - parlamento

El exlíder de ICV Joan Saura (en el extremo derecho de la imagen) con los otros miembros del tripartito | Parlament de Catalunya

La deuda empezó a crecer a raíz de la hipoteca que ICV pidió para comprar una flamante nueva sede en el barrio Gótico de Barcelona. La operación se produjo en los años de máximo esplendor del partido, con la formación del primer tripartito con el PSC y ERC.

Desde el 2014, sin embargo, la formación decidió presentarse a las elecciones bajo el paraguas de la nueva marca de Ada Colau, Catalunya en Comú, hecho que llevó a su debilitación mediática y financiera. Desde entonces ICV vendió parte de sus activos inmobiliarios, tenía un total de 26, sin conseguir pagar toda la deuda acumulada.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat