El exconseller de la Presidència, Francesc Homs, ha planteado la posibilidad de de no presentarse ante el Tribunal de Cuentas, que está investigando el 9-N y que podría reclamar los 5,1 millones de euros del proceso participativo a Mas, Ortega, Rigau y el mismo Homs.

El también exportavoz del PDeCAT en el Congreso ha participado esta mañana en uno mesa redonda sobre el conflicto de la separación de poderes en la Universitat Catalana d'Estiu, en los que también ha participado el catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona, Joan Vintró, y el jurista y politólogo Josep Costa.

Los cuatro encausados por el 9-N podrían tener que afrontar en el pago de los gastos derivados de la consulta, una decisión que afectaría directamente a su patrimonio. El Tribunal de Cuentas les podría reclamar más de 5 millones de euros.

Árbitro comprado

"Hay un momento en que el árbitro está tan comprado, es tan descarado, que nos tendríamos que plantear las estrategias de recurrir", ha asegurado sobre los poderes judiciales españoles, con una especial mención al Tribunal de Cuentas.

Homs ha querido destacar que todavía no hay una decisión definitiva sobre la estrategia de los cuatro exaltos cargos del Govern -entre los cuales se encuentran el expresident Artur Mas, la exvicepresidenta Joana Ortega y la exconsellera de Ensenyament Irene Rigau. En todo caso, el exconseller de Presidencia se ha dirigido a los funcionarios y ha asegurado que la intención de todos ellos es "protegerlos" ante el Tribunal de Cuentas.

Homs ha cargado duramente contra los tribunales españoles, que considera "politizados", y ha asegurado que vuelan la "muerte civil" de los encausados. Es más, ha añadido que no tiene miedo a posibles sanciones económicas del tribunal: "Que me embarguen. Poco encontrarán en mi" casa.

Separación de poderes

Lo que fue portavoz del PDeCAT en el Congreso ha criticado duramente la situación del poder judicial en España. "La capacidad que tienen contra Catalunya es la del derecho penal que se aplica al enemigo", ha explicado Homs, que ha lamentado que no haya existido "nunca" una separación de poderes.

Homs ha explicado que expuesto que existen rémoras franquistas con respecto a la forma de gobernar de los ejecutivos españoles. "Confunden legalidad con derecho y legitimidad democrática. Es lo mismo que pasaba durante la época de Franco", ha explicado el exconseller en un intento de establecer un paralelismo entre las formas de gobernar. "El régimen franquista tenía sus crímenes justificados jurídicamente. Decían que como aquello era legal ya se podía hacer. Sigue habiendo la misma confusión", ha sentenciado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat