El hijo de la consellera Dolors Bassa, Josep Surroca Bassa, ha manifestado en un tuit su indignación por la decisión de la junta de tratamiento de la prisión de Puig de les Basses que ha denegado la autorización para que la consellera abandone el centro penitenciario y siga el confinamiento por el coronavirus en su casa.

Josep Surroca se ha dirigido a la junta de tratamientos del centro penitenciario asegurando que será culpa suya si le pasa alguna cosa a su madre por culpa del virus o de "la situación de las prisiones catalanas", o si "no puede volver a abrazar a la abuela".

En la misma línea se expresó este jueves Montser Bassa, diputada de ERC en el Congreso y hermana de la consellera. "Que tenemos el enemigo en Madrid ya lo sabía. Lo que no sabía es que también lo tenemos en casa", sentenció.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat