El rapero Pablo Hasél ha dicho que "será la solidaridad en las calles la que puede conquistar" su libertad y, quizás, forzar al gobierno a conceder el indulto", pero ha dejado claro que, en ningún caso, lo pedirá ni hará "ninguna acción que tenga que ver con el arrepentimiento o con retroceder". Hasél considera que su encarcelamiento busca "asustar en el resto para que no digan lo mismo y no se movilicen y tratar de silenciar este mensaje que el Estado considera peligroso para sus intereses" y, en este sentido, ha cargado contra el gobierno del PSOE y Unidas Podemos. El rapero llleidatà ha afirmado que su encarcelamiento conseguirá "dar más voz al mensaje a este mensaje que quieren silenciar" y, por eso, descartó la opción del exilio.

El domingo se cumplirán los diez días que la Audiencia Nacional ha dado de plazo a Pau Rivadulla, conocido por su nombre artístico de Pablo Hasél, para ingresar en la prisión por|para la condena de 9 meses y un día de prisión que le impuso por enaltecimiento del terrorismo con el agravante de reincidencia y por|para injurias y calumnias a la corona y a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. En una rueda de prensa que ha ofrecido este lunes delante de la sede del PSC de Lleida, el rapero ya ha dicho que no se presentará y ha insistido en que sólo le han notificado a su abogado pero que personalmente no lo lo han hecho, a pesar de confía que "se saltarán este procedimiento".

Reitera que no reconocerá nada

Después de las manifestaciones de apoyo que tuvieron lugar el fin de semana en ciudades como Lleida y Barcelona y de las previstas las próximas semanas por todo el Estado, Pablo Hasél ha remarcado que "lo más importante es llevar|traer la solidaridad en las calles que es lo que puede conquistar que el Estado y el Gobierno acaben retrocediendo" y, de esta manera, pueda conquistar la libertad y la libertad de expresión de todos". En este sentido, ha señalado que es considera un "cabeza de turco" y que ha sido condenado por denunciar "hechos objetivos". El rapero lo considera un "grave ataque a la libertad de expresión" y ha acusado al Estado de no respetar esta ni otras libertades ni derechos de los ciudadanos.

Hasél ha dicho que "han aprovechado la desmovilización que se ha hecho más evidente por la pandemia" para encarcelarlo "con la mínima respuesta posible en las calles". Por eso, considera que "si realmente ven un fuerte movimiento solidario y si hay mucha presión" no descarta que "se pueda conquistar la libertad" y ha advertido que el Gobierno "seguirá recortando derechos y libertades si no se opone resistencia". Pablo Hasél ha dejado claro que no piensa pedir el indulto ni piensa "arrepentirse de nada" de lo que ha hecho.

"Lo seguiré defendiendo desde la prisión, que es otra trinchera de lucha para los presos políticos", ha afirmado. El rapero ha explicado que, después de hacer un "análisis político" y no de aquello que más le podía interesar a nivel personal, descartó la opción del exilio. "Aunque es una opción muy respetable, el exilio es muy duro pero a nivel personal es menos duro que la prisión," ha dicho. "Si lo que está buscando el Estado con mi encarcelamiento es asustar en el resto para que no digan lo mismo y no se movilicen y tratar de silenciar este mensaje que consideran peligroso para sus intereses, mi encarcelamiento conseguirá todo el contrario, que den más voz todavía a este mensaje que quieren silenciar", ha sentenciado.

Según Hasél, con el caso de Valtònyc, ha visto que "si se hubiera marchado al exilio, no hubiera servido tanto", a la hora de "difundir este mensaje y para organizar la solidaridad y la lucha". El rapero leridano considera que quedarse "es también desenmascarar el Estado y demostrar que no es un Estado democrático". "Es impensable que en una democracia se encarcele para explicar hechos objetivos o para hacer según cuáles críticas ante injusticias y políticas que atentan contra los intereses de la gente", ha declarado.
Pablo Hasél ha acusado al gobierno del PSOE y Unidas Podemos por "no haber hecho absolutamente nada" para impedir su encarcelamiento y ha recordado que cuando Pedro Sánchez estaba a la oposición defendió que "no era propio de una democracia poner a la en la prisión a raperos", ha dicho. En este sentido, ha recordado que son quince los raperos que han sido condenados a prisión al estado español. "Un hecho que deja claro en qué estado vivimos", ha remarcado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat