Las declaraciones de Carles Puigdemont en el sentido de que un referéndum de independencia tendría que ser vinculante y con plenas garantías ha obligado al Govern a insistir en su compromiso en concluir el procés en los 18 meses previstos. La portavoz, Neus Munté, ha reiterado que no hay cambios en la hoja de ruta y que en el verano de 2017 se habrá concretado el cierre del procés, ya sea con un referéndum o unas elecciones constituyentes.

El mismo president había respondido esta mañana a la polvareda provocada por sus palabras reiterando a través de un tuit que no hay cambios en relación al compromiso del Govern.

"Vamos en serio y lo queremos hacer bien. El verano de 2017, que coincide con los 18 meses, las decisiones tendrán que estar tomadas", ha asegurado Munté, después de reiterar el compromiso del ejecutivo de culminar el procés con un instrumento que "ofrezca más garantías" y sea "más consensuado, clarificador y seguro".

Civismo frente al avestruz

El Govern se ha congratulado de la manifestación del domingo, que Munté ha descrito como "la mejor expresión de civismo" y la ha contrastado con "la peor expresión de la política del avestruz", que representa la respuesta del Estado. 

"Constatamos el contraste entre una sociedad civil que se mueve y pide ser escuchada con un gobierno del Estado que no escucha", ha reprochado.

El ejecutivo ha celebrado tanto la participación como el civismo registrado el domingo, ha felicitado a las entidades organizadoras y ha agradecido la corrección y la vitalidad de la marcha.

Miedo de C's a las urnas

A preguntas de los periodistas, Munté ha reprochado el "miedo" de Ciutadans a que los ciudadanos se posicionen en la urnas y, ante las declaraciones de la líder del partido, Inés Arrimadas, en el sentido de que no acataría el resultado de unas elecciones constituyentes que diera la victoria a los independentistas, ha replicado: "Nosotros, como demócratas, no tenemos miedo de los resultados de las urnas".

"La diferencia es que nosotros sí aceptaríamos el resultado de un referéndum contrario a nuestras aspiraciones. Eso es lo que tienen que hacer los demócratas", ha remachado.

Quema de banderas

Por lo que respecta a la quema de retratos del Rey y textos de la Constitución que se hizo al acabar la manifestación del domingo de la izquierda antisistema, Munté ha admitido que al Govern no le gusta "en absoluto" la quema de banderas y retratos, pero ha recordado que "en muchos Estados no se persigue" este tipo de protestas. La Fiscalía ha anunciado la apertura de diligencias por estas acciones.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat