El ministro de Justicia español, Rafael Catalá, se ha negado este lunes a explicar el plan B del gobierno español si Alemania no extradita al presidente Carles Puigdemont, asegurando que la única hipótesis con la que trabaja el gobierno español es con la extradición, ya que sería la consecuencia "lógica" del funcionamiento de la Unión Europea. Catalá también ha insistido en la idea de que El Ejecutivo de Rajoy no ha tenido "ninguna participación" en la petición de extradición que presentó el juez del Supremo, Pablo Llarena, ya que es un "procedimiento puramente judicial"

Catalá ha asegurado que la construcción de un espacio único europeo que implica la libre circulación de las personas en el ejercicio de sus derechos, y ha asumido que "la confianza mutua entre países socios del mismo club, que nos reconocemos como democracias, asegurará que se produzca la entrega" de Puigdemont.

La justicia española reclama a Puigdemont en Alemania por posibles delitos de rebelión y malversación de fondos públicos por su participación en el proceso de independencia de Catalunya.

Carles Puigdemont se encuentra en la prisión de Neumünster desde el pasado 25 de marzo después de ser detenido en un área de servicio en una autopista alemana.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat