El caso de la anciana muerta en Reus en un incendio doméstico porque se le había cortado el suministro de la luz, ha provocado una escena de declaraciones cruzadas entre Gas Natural y el Govern. Si ayer por la mañana el consejero delegado de la empresa, Rafael Villaseca, criticaba que la ley no era clara y que no había protocolos, esta mañana el president Carles Puigdemont y el conseller d'Empresa i Coneixement, Jordi Baiget, han replicado.

Baiget ha defendido que no hay que desarrollar un reglamento cuando la ley es "clara y explícita", en referencia a la normativa catalana de pobreza energética. Sin embargo, y ante la gravedad del caso de Reus, Baiget ha anunciado que llamará este jueves a los responsables de Gas Natural y las plataformas sociales para encontrar una "solución definitiva" al problema y conseguir, por lo tanto, que la eléctrica firme un convenio para bonificar o condonar los recibos impagados.

Por su parte, el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha respondido a Gas Natural que "todo el mundo sabe qué ha pasado en Reus y por qué" y ha instado a reflexionar a quien ha puesto trabas para evitar que un caso como este se repita. Puigdemont ha añadido, además, que no pueden obligar a las compañías a firmar convenios y ha puesto en valor que hay que no han puesto inconvenientes, como las de agua, mientras que otras sí que lo han hecho. Puigdemont, sin embargo, dice que espera que a partir de ahora estas "se sientan más interpeladas" a firmarlos y ha defendido que la ley es "clara".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat