El Tribunal de Casación de Francia ha aceptado definitivamente el principio de entrega a España del exlíder de ETA Josu Ternera, objeto de una orden de detención europea. No obstante, antes de ser entregado en España, tendrá que ser juzgado dos veces en Francia por dos casos de terrorismo. El primer juicio se celebrará el próximo febrero del año que viene ante el Tribunal de Apelación de París y el segundo, en junio ante el Tribunal Penal del mismo organismo.

Ternera, de 69 años, compareció este pasado mes de octubre en el juzgado de apelaciones con una cara esbelta, vestido de negro. Escondido el 2002, fue detenido en mayo del 2019 al parking de un hospital francés en los Alpes, donde iba a ser tratado. Llevaba una pulsera electrónica. Ternera fue condenado en el 2010 a cinco años de prisión en primera instancia y después a siete años de apelación. Como estas sentencias se dictaron en ausencia, pudo solicitar un nuevo juicio en persona. Sus huellas digitales y las de su hijo se encontraron en el 2002 en Lourdes y Villeneuve-sur-Lot.

Josu Urrutikoetxea fue nombrado en 1999 como uno de los tres negociadores del proceso de paz, finalmente, abortado. Fue él quien, el 3 de mayo de 2018, anunció la disolución de la organización. Su defensa alega que la justicia española lo había tenido a su disposición durante mucho tiempo y que no obstante no puso en marcha las acusaciones en contra suya.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat