El conseller encarcelado Joaquim Forn ha cerrado la puerta en cualquier posibilidad de un pacto entre Junts per Catalunya, ERC y Ada Colau en el Ayuntamiento de Barcelona después de las próximas elecciones municipales. En un tuit, Forn ha respondido así al candidato de ERC, Ernest Maragall, que había propuesto una reunión en prisión de los tres candidatos para debatir sobre un posible pacto.

"Queremos hacer el cambio y no avalar el gobierno de Colau", ha defendido Forn, asegurando que "no puede haber pacto con quien ha hecho perder 4 años en Barcelona a base de sectarismo, moratorias y parálisis". El conseller defiende la necesidad de "diálogo con la sociedad civil, prosperidad, buen gobierno y afrontar los problemas de la gente".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat