La Fundación Liberal Internacional celebró hace una semana una nueva reunión en Londres donde participaron 52 formaciones políticas de 46 países diferentes. Una de ellas fue la fundación Llibertat i Democràcia, vinculada al PDeCAT, en nombre de la cual asistieron a la cumbre en la capital británica el exdiputado en el Congreso del PDeCAT, Jordi Xuclà, la senadora de JxCat y ex coordinadora general del PDeCAT Marta Pascal, el vicepresidente de Llibertat i Democràcia, Pere Saló y Susanna Rivero, miembro de la ejecutiva del PDeCAT.

A las reuniones de la fundación liberal los últimos tiempos se han presentado resoluciones sobre los presos políticos o sobre el procés de independencia de Catalunya, pero esta vez la delegación catalana no ha presentado, ni defendido ningún tipo de propuesta sobre el conflicto catalán.

Este hecho ha causado perplejidad y malestar en el espacio postconvergente, compartido por Junts per Catalunya, La Crida y el PDeCAT, que consideran que se ha desperdiciado un altavoz internacional importante para proyectar las demandas catalanas. Precisamente, la Fundación Liberal Internacional, ha dado apoyo a la idea del referéndum pactado con España como solución para el conflicto Catalunya-Espanya.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat