Varios eurodiputados pedirán al estado español poder hacer de observadores internacionales durante el juicio del 1-O. Lo promoverán a través de la Plataforma Diálogo UE-Catalunya, que trabaja para que la Unión Europea intervenga en el conflicto entre Catalunya y España. Entre estos observadores, podrá haber también miembros europeos de organizaciones de defensa de los derechos humanos.

El anuncio lo ha hecho este lunes el eurodiputado francés José Bové en las puertas de Lledoners después de visitar a los políticos encarcelados en el centro. Para Bové, este juicio "no tiene garantías" y ha añadido que las condiciones con las que se encontrarán durante el litigio suponen "un verdadero problema de democracia". El eurodiputado ha pedido también la libertad "inmediata" de los presos para que se puedan preparar el juicio. La eurodiputada sueca Bodil Valero ha añadido que "si Europa no se pronuncia en el conflicto entre Catalunya y España es por cobardía".

Los eurodiputados visitan a los presos

Los presos políticos en Lledoners se han encontrado este lunes a las 9 de la mañana con una delegación de nueve eurodiputados internacionales. Los parlamentarios llegaron ayer domingo a Barcelona provenientes de países como Irlanda, Suecia, Reino Unido y Francia. También visitarán a la consellera Dolors Bassa en Puig de les Basses y a la presidenta del Parlament Carme Forcadell en Mas d'Enric.

Los eurodiputados han llegado a las 9 de la mañana ante la prisión de Lledoners. "Hace mucho frío hoy, igual que se respira el estado de ánimo aquí", destacaba eurodiputada Bodil Valero, por el grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea. Ha entrado en el centro penitenciario con una carta de su grupo parlamentario en la mano, que ha entregado al conseller Raül Romeva.

El eurodiputado irlandés del Sinn Féin, Matt Carthy, ha subrayado antes de la visita a los presos "que están presos para permitir que los ciudadanos voten". Le sorprende, ha añadido, el poco eco que se focaliza en el gobierno español: "El responsable de esta injusticia", ha calificado.

Los representantes europeos se reunieron ayer por la noche con los familiares de los líderes independentistas encarcelados. Txell Bonet, pareja del presidente de Òmnium Cultural Jordi Cuixart, les agradeció la visita y difusión de la causa. El conseller de Acció Exterior Ernest Maragall, les hizo de anfitrión. "Algunos de los familiares acababan de volver con sus hijos de las visitas a las prisiones", puntualizaba el eurodiputado irlandés Matt Carthy.

Gracias eurodiputados para visitar en los #presospolitics y hacer denuncia @bodilvalero @mattcarthy @JillEvansMEP @josebove @jordiseba https://t.co/3oP9ZYc93W

Todos los representantes son miembros de la Plataforma Diálogo UE-Catalunya, que quiere conseguir que Bruselas intervenga en el conflicto político entre Catalunya y el Estado. Son Marina Albiol (GUE- NGL), José Bové (Greens- EFA), Matt Carthy (GUE- NGL), Jill Evans (Greens- EFA), Ana Miranda Paz (Greens-EFA), Jordi Sebastià (ex Greens- EFA), Jordi Solé (Greens-EFA), Josep-Maria Terricabras (Greens-EFA), Bodil Valero (Greens-EFA).

No es la primera vez que una delegación de eurodiputados visita a los presos en Lledoners. El 9 de septiembre un grupo de 13 eurodiputados tuvieron una reunión de más de dos horas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat