"Los estibadores de Barcelona decidimos en asamblea no dar apoyo a los barcos de la represión". Así lo han decidido en asamblea esta mañana tal como ha confirmado el delegado sindical de la Organización de Estibadores Portuarios de Barcelona, Sebastián Huguet, y el concejal de ERC al Ayuntamiento de Barcelona Jordi Coronas.

Los estibadores de Tarragona actuarán igual que los de Barcelona, según ha avanzado ElMón.cat, donde el presidente del comité, Juan Galera, ha explicado que "nuestro sentimiento es de defensa de la democracia y la libertad, y por tanto, no prestaremos ningún servicio a ningún barco que nos lo pida si va cargado de policía".

Tal y como adelantó ayer El Nacional, el gobierno de Mariano Rajoy ha encontrado la solución por el problema logístico que representaba mover tantas fuerzas policiales a Catalunya para gestionar y controlar que el 1-O no haya urnas e impedir, así, la celebración del referéndum de todas todas. Esta solución se basa en hacer atracar en el puerto una nave comercial, propiedad de una naviera italiana, entre 15 y 20 días y utilizar sus instalaciones como residencia para los agentes en un número que se podría situar en torno a 600.

De hecho, ayer ya llegaron diferentes transatlánticos al Puerto de Barcelona y de Tarragona.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat