Los grupos catalanes ERC, y Democràcia i Llibertat (DiL) dan por muerto el pacto que PSOE y C 's presentaron la tarde del miércoles para la investidura del candidato Pedro Sánchez. Eso, a menos de que el PP se sume al acuerdo. "La antesala de la gran coalición: ahora sólo falta el PP y ya estarán todos!", ha dicho en un tuit el cabeza de lista de DiL, Francesc Homs. Asimismo, el líder de ERC, Joan Tardà, piensa que "seguro que las empresas del Íbex y el sector más reaccionario del PSOE presionaran para que haya acuerdo". Lo ha dicho a través de la radio.

Por tanto, sólo verían en la gran coalición PP-PSOE-C 's el desatascador del pacto de gobierno de socialistas y naranjas, con el que Sánchez se presentará a la investidura el 1 de marzo. Para el cabeza de lista de DiL, de tomar este camino, podría ser "el principio del fin del PSOE". Es decir, que la posibilidad de que se reprodujera el escenario griego está presente. Los partidos griegos Nueva Democracia (equivalente al PP) y PASOK (equivalente al PSOE) pactaron para poder gobernar, lo que generó el auge de Syriza, que ha sustituido al PASOK.

Peligros para Catalunya

Podría ser la unidad de España lo que les empujara a sumar esfuerzos. Homs ve en este pacto "un acuerdo contra la voluntad del 80% de la ciudadanía de Catalunya", según afirma en su cuenta de Twitter. Asimismo, recuerda que "lo que pase en la política española, a Catalunya siempre le incumbirá", como las medidas que PSOE y C's proponen. Considera que atacan la inmersión lingüística y tienden a la recentralización del Estado. "En España hace días que se ha dejado de hacer política", asegura el convergente.

El número dos de DiL, Carles Campuzano, comparte las palabras de Homs. Según ha dicho a El Nacional, el acuerdo PSOE-C's "es un pacto hecho contra la idea de que Catalunya será lo que los catalanes decidan, sin ninguna propuesta en positivo para Catalunya y que pone en riesgo el modelo de inmersión". Por su parte, el republicano, Gabriel Rufián, cree que de tomar el mismo camino los populares, los españoles sufrirían mucho con el entendimiento PP-PSOE-C's y no "desea" este gobierno para ellos, según dijo en una entrevista en un diario digital.

Podemos: "No nos conocen"

Después de la reunión con los cabezas de lista de En Comú Podem, Xavier Domènech, y Podemos, Pablo Iglesias, ERC y DiL descartan que la formación plurinacional se abstenga. Decía Homs que había observado que su compromiso era "total" con el derecho a decidir, a la vez que el candidato de ERC, Joan Tardà, los alentaba a llevarlo "hasta el final". Asimismo lo aseguró Domenech después de que el portavoz de los podemistas, Íñigo Errejón, anunciara que se retiraban de la mesa de diálogo con el PSOE. "Si creen que nos abstendremos, es que no nos conocen", sentenció.

PSOE, el Ibex a la derecha

"En Madrid últimamente todo es un sainete", dijo el miércoles por la noche Tardà, en una entrevista de radio. Así, la deriva hacia la derecha es inminente para Tardà, quien no se esconde al expresar que "el Zapatero de 2004 parece un trotskista al lado de Pedro Sánchez". Por tanto, desde las filas de izquierda, consideran que sólo en los de Iglesias se podría encontrar la fórmula que devuelva los socialistas a la izquierda, de donde ellos creen que se han alejado pactando con C 's. "Un pacto de izquierdas en el Estado sólo es posible con una catarsis del PSOE o una mayoría absoluta de Podemos. Todo supone mucho tiempo ", dijo el republicano.

Ahora bien, su partido no tendrá remilgos en votar en contra de un gobierno de PSOE-Ciudadanos, ya que cree que "no le deben nada", en tanto que "Catalunya Sí que Es Pot, Socialistas, C 's y PP votaron en contra de nuestro gobierno", aseguraba. Por su parte, Rufián, invitaba a los de Podemos a "venir al proceso catalán, que nosotros sí queremos cambiar las cosas".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat