Nuevo enfrentamiento entre la presidenta del Parlament, Laura Borràs, y el grupo de Vox en la sesión plenaria de este jueves. Después de que la diputada de ERC Jenn Díaz tildara el partido de extrema derecha de "fascista" y "racista" en el marco de una interpelación a la consellera de Feminismes i Igualtat, Tània Verge, el portavoz de Vox, Juan Garriga, y Borràs han protagonizado un nuevo choque.

Garriga ha pedido responder por alusiones y Borràs le ha preguntado que a qué momento se refería. "Cuando la diputada Díaz ha hecho mención en concreto del grupo parlamentario Vox lo ha hecho para decir textualmente: 'Desde nuestro grupo parlamentario no esperemos nada de Vox'", ha dicho Borràs.

 

"Si no le sabe mal las alusiones las respondo yo, no usted", ha respondido con tono chulo Garriga, y cuando se disponía a iniciar su réplica ha sido interrumpido por la presidenta de la Cámara.

Borràs, contundente

"Discúlpeme, todavía no le he dado la palabra. De momento la palabra la tengo yo. Le estoy diciendo que por qué me pide la palabra y usted me dice que por alusiones. Yo le recuerdo lo que hablamos en la Junta de Portavoces —porque usted estaba presente— de en qué contexto daríamos la palabra por alusiones y por eso le pregunto por qué alusiones y si es por esta frase de la diputada Díaz", ha respondido contundentemente Borràs.

"Ha dicho que Vox es un grupo fascista, racista y que no está a favor de los derechos humanos", ha interrumpido el portavoz ultra.

"Discúlpeme porque estaba hablando yo", ha insistido la presidenta mientras el ultra seguía hablando. "Señor Garriga, no tiene la palabra, le apagaré el micrófono. Escuche y hable cuando le dé la palabra. Si se quiere sentir aludido cuando la diputada Díaz ha dicho que hay un grupo fascista, tiene la palabra por un minuto", ha concluido entre los aplausos de la bancada independentista.

La respuesta a las alusiones

Y Garriga, finalmente, ha hecho su réplica: "La diputada Díaz ha dicho que la interpelación de mi compañero era racista y él no ha hablado de razas en ningún momento. Por lo tanto, pido una rectificación a la diputada Díaz, porque mi partido no es fascista, es demócrata. Y nuestro partido condena la violencia contra las mujeres, los niños y los hombres. Y por supuesto defendemos los derechos humanos". Díaz no ha rectificado.

 

Imagen principal: la presidenta del Parlament, Laura Borràs / Foto: ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat