Las elecciones municipales de este 27 de mayo del 2019 han tenido algunos cambios muy importantes, han confirmado que el PP está en descenso, que el PSOE vuelve a crecer, pero que el peligroso pacto del tripartito de derechas ha ganado capitales. En las grandes ciudades de más de 700.000 habitantes se han mantenido alcaldías, pero también han habido giros inesperados, como en Madrid, que Manuela Carmena perderá la alcaldía de Madrid a pesar de ganar las elecciones.

Triunfa el tripartito de derechas en Madrid

Manuela Carmena ha ganado en Madrid, pero perderá la alcaldía en favor del tripartito de derechas. MásMadrid, la nueva candidatura de Carmena después de la separación con Podemos, ha perdido un concejal con respecto a las elecciones del 2015 y es la fuerza más votada en las elecciones madrileñas, pero es insuficiente para gobernar en el Ayuntamiento de Madrid.

Las izquierdas pierden en Madrid porque MásMadrid (19) y el PSOE (8) no superan al tripartito de derechas, que ahora mandará en la capital española. El PP, a pesar de perder seis concejales con respecto a las pasadas elecciones municipales, obtendrá la alcaldía si hay pacto de derechas. Para que José Luis Martínez-Almeida pueda ser investido alcalde y recupere Madrid para el PP, tendrán que pactar con Ciudadanos, tercera fuerza, con un gran crecimiento y 11 concejales, y con Vox, que entra en el Ayuntamiento con 4 escaños.

Así pues, Carmena pierde la alcaldía porque el pacto de izquierdas sumará 27 concejales y las derechas sumarán 30.

El PSOE gana en Sevilla y el PP se deshace

Juan Espadas, del PSOE-A, repite liderazgo en Sevilla y seguirá siendo alcalde. Las izquierdas se mantienen, pero dan más confianza en las urnas al actual alcalde, el más votado, cosa que provoca la derrota del PP.

El PSOE, segunda fuerza en el 2015 con 11 concejales, ahora pasa a tener 13 y deja muy atrás a los populares. El PP, que ganó las pasadas elecciones en Sevilla y se quedó en la oposición, ahora pasa de 12 a 8 escaños en cuatro años. Unos votos que se han dividido y han hecho subir la confianza en Ciudadanos (de 3 a 4 concejales) y Vox, que entra en el Ayuntamiento con 2 escaños. El otro partido que tiene representación es Adelante con 4 concejales, clave en la gobernabilidad.

Cambio de alcalde en Zaragoza

En Aragón el PSOE ha remontado en votos y en los ayuntamientos, y habrá cambio de alcalde, pero no será socialista. Pedro Santisteve, de Zaragoza en Común, cae estrepitosamente y pierde seis concejales, y las izquierdas no se mantienen aunque el vencedor ha sido el PSOE.

Pilar Alegría, líder de los socialistas en Zaragoza, ha mejorado de 6 a 10 escaños en cuatro años, pero no supera al tripartito de derechas a pesar de pactar con Zaragoza en Común (3) y Podemos-Equo (2). Los concejales de las izquierdas sumarían 15, un concejal menos que un posible pacto de derechas entre PP (8), Ciudadanos (6) y Vox (2). La lista más votada, la de Alegría, acabaría acabará cediendo la alcaldía al PP de Jorge Azcón si hay pacto del tripartito de derechas.

Continúa la hegemonía del PNV en Bilbao

No ha habido ninguna sorpresa en Bilabo. Juan María Aburto, el candidato a la alcaldía del PNV, seguirá siendo el alcalde. Los resultados del partido nacionalista vasco han mejorado respecto de las pasadas elecciones del 2015 y Aburto cumplirá un segundo mandato en la alcaldía.

Precisamente este éxito del PNV se ha traducido en 14 ediles, sumando un concejal más que en el pasado mandato. El resultado, sin embargo, no ha podido ser histórico porque no ha llegado a igualar los 15 que se consiguieron en las elecciones del 2011, el máximo histórico de los nacionalistas vascos en la capital de Vizcaya.

Y nuevamente, tal como se ha repetido desde las primeras elecciones democráticas en 1979, el PNV no tiene rival en Bilbao. La segunda fuerza ha acabado siendo el PSE con 5 concejales, justo por delante de los 4 de Bildu, los 3 de Podemos y los 3 del PP.

Marea se hunde en A Coruña

Marea, el gran vencedor de las pasadas elecciones en A Coruña, ha perdido cuatro concejales y con 6 pasa de ser la segunda fuerza a la tercera. Un cambio de tendencia en los votos de izquierdas que pasa a catapultar al PSdeG, que gana tres concejales y tendrá la alcaldía.

Xulio Ferreiro, de Marea, pierde comba, e Inés Rey, líder de los socialistas, será la alcaldesa. El PSdeG no gana en votos porque a pesar de empatar en escaños (9), el PP gana las elecciones en la ciudad gallega. Los populares, sin embargo, como en la gran mayoría de grandes capitales españolas, baja los resultados después de cuatro años de legislatura.

Compromís con Valencia

Se repetirá alcaldía en la ciudad de Valencia. Joan Ribó, de Compromís, ha mejorado de 9 a 10 concejales respecto de las elecciones anteriores y gana después de desbancar al PP. Los populares han caído dos concejales y tendrán que estar en la oposición.

A pesar de los resultados, la lucha entre derechas e izquierdas se mantiene, pero las izquierdas, con Compromís de líder, seguirán mandando en el Ayuntamiento. Un pacto de izquierdas entre Compromís (10) y PSOE (7), superaría por un solo concejal a las derechas con el PP (8), Ciudadanos (6) y Vox (2).

Vuelco radical en Palma

El actual alcalde de Plama, de MÉS-APIB, Antoni Noguera, no repetirá mandato. El candidato de la formación MÁS pasa de ser la tercera fuerza con 5 concejales a los 3 actuales, sexta y última fuerza en el Ayuntamiento balear. Un resultado que ha provocado un movimiento de las izquierdas, que finalmente se ha beneficiado el PSIB.

Los socialistas ganan las elecciones a la alcaldía de Palma con 9 escaños e intercambian posiciones con un PP un poco más hundido, que acaba con 6 concejales (segunda fuerza). La lucha entre izquierdas y derechas también estará presente en Palma, pero las izquierdas (PSIB, Podemos, MÉS-APIB) están obligadas a pactar para superar, por un solo concejal, a las derechas (PP, Vox, Ciudadanos). José Hila, del PSIB, será alcalde si hay pacto.

Málaga sigue mirando hacia la derecha

A pesar del ascenso de las izquierdas en Málaga, la ciudad de la Costa del Sol mantendrá el Ayuntamiento a manos del Partido Popular. Francisco de la Torre, cabeza de lista del PP en Málaga y alcalde en la última legislatura, tendrá que pactar con Ciudadanos si no quiere ver un gobierno de izquierdas.

El PP (14) y Ciudadanos (2), superarían en concejales, por la mínima, a las izquierdas compuestas por PSOE (12) y Adelante (3). Un solo escaño volverá a decidir el gobierno, que nuevamente será para el PP.

Unas elecciones que dejarán en el más probable de los casos tres cambios importantes en las grandes ciudades españolas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat