El coronavirus no se puede convertir en una barrera para que nadie quede excluido de las próximas elecciones al Parlament, tampoco los enfermos de Covid-19 o las personas que estén aisladas como sospechosos de tener la infección. La conselleria de Acció Exterior, Relacions Institucionals i Transparència ha elaborado un documento, que tendrá que servir de base al Procicat, en que plantea medidas concretas para hacer posible la máxima normalidad y seguridad en el funcionamiento de este proceso electoral, previsto para el 14 de febrero.

El documento parte de la premisa que no hay previsión de cambios radicales en la evolución de la pandemia en los próximos meses y, por lo tanto, las elecciones se podrán celebrar "con casi total seguridad dentro de la nueva normalidad". El documento plantea las medidas dirigidas a minimizar los riesgos de contagio y al mismo tiempo garantizar el derecho al voto de toda la ciudadanía.

Bernat Solé Exteriors - Sergi Alcazar

El conseller de Exteriors, Bernat Solé, en una  imagen de archivo / Sergi Alcàzar

Tres colas

Los puntos centrales de las propuestas se dirigen a garantizar la máxima seguridad en los colegios electorales, teniendo en cuenta la necesidad de preservar el derecho al voto de enfermos y personas en cuarentena.

En este apartado, se propone que los colegios, aparte de preservar la distancia de seguridad -si hace falta, habilitando más espacios- y además de garantizar personal de control y protocolos de limpieza y desinfección-, organicen circuitos de entrada y salida por accesos diferentes y con colas en la calle para minimizar el ocupación del local. Se proponen hasta tres colas: la de los votantes, la de las personas vulnerables y, una tercera, para personas contagiadas, contactos estrechos y sospechosos, que "tendrán que llevar un certificado auto-responsable de desplazamiento".

Suspender confinamientos 30 minutos

El informe, que recomienda el voto por correo, apunta que se solicitará la suspensión de los confinamientos de contagiados, contactos estrechos y sospechosos con la finalidad de ejercer el sufragio. "Estos colectivos dispondrán de 30 minutos que tendrán que emplear estrictamente para desplazarse al local electoral, votar y volver a su residencia". Por lo tanto, este derecho sólo lo podrán ejercer aquellas personas que en el momento del confinamiento residan dentro de su zona de la sección censal.

Por razones de higiene no será necesario entregar el sobre al presidente de la mesa y será suficiente con mostrar que sólo se introduce un sobre en la urna. Se recomendará llevar el voto preparado de casa y se facilitará la descarga de papeletas y sobras a través de internet.

Se pedirá a la Junta Electoral Central que queden excluidos los mayores de 65 años como miembros de las mesas electorales, vista su condición de colectivo vulnerable.

Suspender deporte escolar

Se recomendará que los equipamientos públicos que cedan sus locales como sedes electorales cancelen su actividad al día siguiente de las elecciones para poder realizar las correspondientes tareas de desinfección.

Se solicitará a las autoridades competentes la suspensión del deporte escolar y federado que se practique en pabellones deportivos durante la jornada de reflexión y la jornada electoral para poder liberar los equipamientos para su uso como local electoral.

Franjas horarias

Se sugerirá a los ciudadanos que ejerzan su derecho al voto dentro de unas determinadas franjas, aunque no será obligatorio seguir estas indicaciones, por lo cual se apelará al sentido común de los ciudadanos. Se reservaría las 2 primeras horas de la jornada electoral (9 a 11h) para los colectivos de riesgo, con el comienzo de la jornada; mientras que para contagiados y sospechosos se reservaris los dos últimas horas (18-20h), y se instaría el resto de votantes a concentrarse en la franja intermedia, entre las 18 y las 20 horas.

En el informe se ha desestimado dedicar dos jornadas a la votación por las dificultades que representa desde el punto de visto normativo.

Carteros habilitados como a custodios de voto

Igualmente se recomendará el uso del voto por correo y se pedirá en la JEC que la petición del voto por correo sea telemática vía certificado digitales. A mes, se habilitarán los carteros como custodios del voto, lo cual permitirá realizar el voto sin salir de casa y entregando el boleto al mismo cartero que haga la entrega del material electoral.

También se contempla pedir un alargamiento de los periodos habilitados por el voto por correo si hay un alta incidencia de la Covid-19 o confinamientos inesperados.

Solicitud delegada de voto

Además, se facilitarán protocolos para el empoderamiento de terceros para hacer la solicitud delegada del voto por correo, se podría hacer ante notario por videoconferencia, y beneficiaría grupos colectivos especialmente vulnerables como hogares de personas mayores y hospitales. De hecho, en el caso de hospitales y hogares de personas mayores, como centros de alto riesgo, se propondrá seguir el mismo procedimiento de voto utilizado en los centros penitenciarios.

También el voto desde el extranjero (CERA) se verá afectado y se contempla la posibilidad de solicitar una ampliación de los plazos de solicitud y depósito de voto.

Mesa de partidos

El informe de exteriores propone crear una mesa de partidos para informar de la evolución de la pandemia y la afectación a los preparativos de las elecciones (antes y después de la convocatoria). Esta mesa estará integrada por el presidente del Parlamento y dos miembros de cada grupo parlamentario y, una vez proclamadas las candidaturas, el presidente podría invitar a participar representantes de candidaturas que no estén representados.

La mesa de partidos, que tendrá carácter consultivo y no vinculante, será el espacio en que hará falta buscar el máximo consenso en caso de que se registren "cambios de gran calado" y se propone elaborar un cuadro de indicadores para las decisiones de cariz político a partir de la garantía de que haya posibilitado de deliberación e información, igualdad de oportunidad entre las candidaturas para presentar programas y candidatos, que la ciudadanía pueda ejercer el voto, que las elecciones se puedan organizar con normalidad a nivel operativo y que el resultado de las elecciones pueda implantarse.

El informe elaborado por el departamento de Exteriores se ha presentado hoy al grupo de trabajo interdepartamental del Gobierno y se tendrá que someter a la consideración del Procicat.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat