El pleno del Tribunal Constitucional ha acordado por unanimidad no admitir a trámite los recursos de amparo de Carme Forcadell, Oriol Junqueras y Raül Romeva que recusan a todos los magistrados del Constitucional. Las actuaciones razonan que "la recusación formulada no tiene sustantividad jurídica y no es acreedora de una decisión sobre el fondo". Por eso, según la jurisprudencia constitucional, "las recusaciones que se formulan contra todo el colegio de magistrados son impertinentes y abusivas y tienen que ser rechazadas sin más".

Los líderes independentistas presentaron la solicitud de recusación acusándolos de falta de imparcialidad para resolver el recurso de amparo contra la sentencia del Supremo. El TC tenía pendiente resolver estas solicitudes después de que el martes pasado rechazara suspender de forma cautelar las condenas a Jordi Sànchez, Jordi Cuixart, Dolors Bassa, Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn de la sentencia del 1-O. El alto tribunal concluye que la recusación formulada "carece de sustantividad jurídica y no es acreedora de la decisión sobre el fondo".

Además, cree que las peticiones —que afectan a todo el TC— "son impertinentes y abusivas y se tienen que rechazar sin más". También considera que aceptarlas implicaría una descalificación de todo el TC, que es quien tiene que resolver los recursos de amparo contra la sentencia.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat