Jordi Sànchez y otros miembros de la ANC, ayer / SERGI ALCÀZAR

La ANC y la AMI reunida con los candidatos de Democràcia i Llibertat y ERC, Francesc Homs y Gabriel Rufián; el presidente en funciones, Artur Mas, en una entrevista en Rac1; el presidente de Esquerra en rueda de prensa... El independentismo ha vertido hoy todas sus fuerzas en una recta final de campaña donde se impone la llamada a la movilización de los votantes del 27S.

El objetivo es ahora la movilización. Y no cometer errores. Però los chirridos han sonado como música de fondo.

"Cada vez que tenemos una urna delante tenemos que ir como depredadores porque es la única carta que tenemos, mientras que el Estado tiene muchas", ha advertido Mas en Rac1.

"Aquellos independentistas que no vayan a votar, si el resultado no es lo que querrían, seguro que les sabrá mal", ha alertado Junqueras.

"Es para ganar la independencia en las instituciones del Estado", manifestó el presidente de la Assemblea, Jordi Sánchez.

Nuevo no al acto conjunto

Lo han argumentado cada uno por su parte y en convocatorias diferentes, aunque ERC había vuelto a planear la posibilidad de hacerlo en una convocatoria conjunta, encabezada por Mas y Junqueras, o bien con un acto unitario dentro de la campaña.

"Es mejor una estrategia conjunta que un acto conjunto", ha puntualizado Homs al ser interrogado al respecto en una comparecencia posterior.

Si hay algo en lo que tanto la campaña de Democràcia i Llibertat (DIL) como la de Esquerra están de acuerdo es que la movilización del voto independentista que fue a las urnas el 27D es esencial para contrarrestar el empuje que, según las encuestas, ha adquirido la candidatura de En Comú Podem.

La reunión de los candidatos Francesc Homs y Gabriel Rufián con la Assemblea, se ha celebrado en la sede de esta entidad y ha participado también la Associació de Municipis Independentistes (AMI) y los responsables de Demòcrates de Catalunya, Antoni Castellà, y MAS, Magda Casamitjana.

Òmnium y CUP, declinan

Òmnium Cultural, que aunque en un primer momento valoró asistir, al final ha desestimado participar. Mientras que la CUP, que también fue convocada, ha declinado la invitacion. De hecho, los cuperos, que no concurren en el 20D, han hecho un llamamiento abierto a la abstención en estos comicios.

A pesar de la contundencia de la apelación conjunta de DiL y ERC a la participación –en el marco de la cual, Homs llegó a pedir ayer que los votantes de la CUP en vez de abstenerse voten a ERC–, las declaraciones de unos y otros han hecho saltar hoy algunas chispas.

Divergencias

En particular, las declaraciones de Mas en las que no descarta una nueva convocatoria electoral en marzo ante la imposibilidad de cerrar un pacto con la CUP, o el hecho de que haya asegurado que es un gran defensor de JxSí y que si se hubiera reeditado para el 20D habría ganado las elecciones claramente –de lo cual se puede desprender que es responsabilidad de los republicanos la no repetición de aquella coalición–.

"No se repitió porque tanto CDC como nosotros llegamos a la conclusión de que la mejor fórmula era concurrir por separado, con el argumento de que maximiza el voto independentista. Fue una decisión consensuada por ambas partes", ha aclarado Junqueras a preguntas de los periodistas.

Al ser interrogado sobre el hecho de que Mas no descarte un adelanto de las elecciones, Junqueras ha puntualizado que "ERC no especula con escenarios alternativos que nos distraerían de lo que piden los ciudadanos que es hacer un Gobierno para Catalunya".

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat