El alcalde socialista de Cáceres, Luis Salaya, ha afirmado que las baterías de la fábrica de Martorell no se nutrirán de litio extremeño porque rechaza que se sitúe una mina a pocos kilómetros del municipio. En rueda de prensa este viernes, Salaya ha dicho que el consistorio no permitirá "que se acondicione y sacrifique el futuro de una ciudad extremeña, nuevamente, por el desarrollo industrial de otras zonas del país".

El alcalde ha esperado que se tenga en cuenta Extremadura porque "ya antes se condenó a generaciones de extremeños y andaluces a una evolución más lenta y a un progreso más lento". "Tuvimos que sacrificar generaciones enteras para que otras comunidades autónomas tuvieran un desarrollo industrial razonable", ha subrayado.

Apoyo ecologista

El rechazo a alimentar de litio la fábrica de Martorell se enmarca en la oposición del consistorio de Cáceres y plataformas ecologistas al proyecto de situar una mina de litio cerca de la ciudad. El alcalde ha considerado la fábrica "una noticia muy positiva para el sector automovilístico catalán" pero ha dicho que no se nutrirá de litio de Cáceres porque no se permitirá que se instale la mina.

Salaya afirma que Cáceres no permitirá que haya una explotación minera cerca de la ciudad, a sólo unos dos kilómetros, que pueda perjudicar el municipio. El consistorio no quiere que el proyecto minero salga adelante en Cáceres y, por lo tanto, considera que el litio que se utilice en la fábrica de Martorell tendría que provenir de otro lugar.


De hecho, Cáceres ha mostrado la oposición a la mina de litio con manifestaciones desde hace años y el pleno del Ayuntamiento ha mostrado casi por unanimidad el rechazo al proyecto. Salaya ha expresado en numerosas ocasiones que, si del consistorio depende, no habrá mina.

El proyecto en Martorell

El Gobierno creará un consorcio público-privado con Seat, Volkswagen e Iberdrola para montar una planta de baterías en España, que estará cerca de la planta de vehículos eléctricos que Seat desarrollará en Martorell (Barcelona). La ministra de Industria, Energía y Turismo, Reis Maroto, ha afirmado que el consorcio estará "abierto a otros socios".

La intención de este proyecto es desarrollar las infraestructuras, instalaciones y mecanismos necesarios en España para fabricar de forma autónoma y competitiva un vehículo eléctrico conectado completo. Según la ministra, este consorcio, el primero en el sector de la automoción, "es fruto del compromiso del Gobierno para que España siga siendo líder en la industria del automóvil a nivel mundial apostando por una movilidad sostenible".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat