El estado español se habría quedado esta semana sin recibir un millón de mascarillas que tenía encargadas en una empresa de China, según avanza el ABC.

El pedido se hizo a la empresa en cuestión, pero el proveedor, al saber que el gobierno había dado órdenes de requisar material sanitario, optó por cancelar la compra y enviarla a Alemania.

La diferencia entre los dos países es que el gobierno alemán no está requisando material sino comprándolo. "Países como Alemania o Francia están pagando", explica la fuente militar.

Las mismas fuentes ha explicado al diario que, después de esta crisis, el viernes, dieron la orden de no requisar el material contratado por el Ministerio de Defensa procedente del extranjero cuando llegue a las aduanas de los puertos.

Todo eso, se suma al grave desabastecimiento de material básico para la protección de personal sanitario que ya está afectando a todos los centros de España.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat