El pleno del Senado ha reprobado hoy con la mayoría absoluta del PP a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, por "mentir" y por haber intentado "abandonar" al juez instructor del caso del 1-O, Pablo Llarena, ante la demanda presentada en Bélgica por el president Puigdemont y sus consellers en el exilio.

Al PP se han sumado los votos de Ciudadanos y Foro Asturias, tras un debate en el que se han sucedido las críticas a Delgado por su relación con el excomisario José Villarejo, en prisión por el caso Tándem.

Gritos de "dimisión" del PP

Delgado, además, se ha sometido a la sesión de control de la Cámara Alta española.  En la primera pregunta de la sesión, sobre un posible indulto a los presos políticos por rebelión o sedición, Delgado no ha querido entrar en la polémica sobre las grabaciones de la comida compartida con el excomisario José Villarejo. Durante la intervención de Delgado, los senadores del PP han abucheado a la ministra con gritos de "dimisión" desde su bancada.

Tras la pregunta formulada por Esther Muñoz (PP), el presidente del Senado, Pío García-Escudero, ha tenido que mandar callar a varios de los senadores, ante los gritos de "dimisión" que se oyeron desde las bancadas populares y el barullo que se generó en el hemiciclo.

Muñoz se ha dirigido en numerosas ocasiones a Delgado llamándola "todavía ministra", la ha acusado de mentir, y ha finalizado su intervención instando a Delgado a que "dimita ya" y no espere a su reprobación, que se votará esta tarde en el Senado a instancia de los 'populares'.

Delgado, por su parte, no ha entrado a responder a las acusaciones de Muñoz, a la que ha replicado llamándola "todavía portavoz de Justicia del PP", y le ha dicho que no va a contestar a sus afirmaciones "porque no lo merece". La ministra se ha limitado a contestar a la pregunta de Muñoz, sobre un posible indulto a los presos por rebelión o sedición, que el gobierno español ha respetado "escrupulosamente" la independencia judicial, y es el anterior Ejecutivo del PP el que ha intentado interferir en el poder judicial "sistemáticamente".

Durante su respuesta la ministra ha negado la existencia de ningún "pacto" con los independentistas y ha afirmado que el gobierno español "no ha dado una sola instrucción a ningún fiscal, no ha llamado a ningún juez" y ha respetado siempre la independencia judicial y la autonomía del ministerio fiscal.

Además, ha explicado que el indulto está regulado en una ley de 1870 y requiere todo un proceso antes del llevarlo al Consejo de Ministros, ya que es una "prerrogativa" del Ejecutivo y en función de que concurran o no los requisitos de justicia y equidad "se concede o no se concede".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat