La embajada del Reino Unido en Lituania ha dejado en evidencia la diplomacia española en la celebración de los treinta años de la "vía báltica". Los británicos han destacado en un mensaje en Twitter, que los "dos millones de personas que unieron las manos a través de los Estados Bálticos", protestaban "contra la ocupación soviética" y exigían "la libertad".

Además, la delegación británica ha adjuntado un vídeo enfatizando que los más de 600km de cadena humana fueron una demostración política pacífica que agrupó ciudadanos de diferentes niveles políticos y que corroboraron que las ideas democráticas unen. También destacan que el Reino Unido nunca reconoció la ocupación de la URSS y que sí que lo hizo rápidamente con Lituania, Letonia y Estonia como países independientes.

Esta celebración contrasta con la de la embajada de España en Letonia, que evitó cualquier referencia a la reclamación de la independencia de la Unión Soviética por parte de los países bálticos, asegurando que la cadena humana se había formado para "reafirmar la unidad de los pueblos bálticos y la voluntad de sus ciudadanos de unirse a Europa".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat