El director general de la Policía Nacional, Francisco Pardo, ha defendido este lunes en Barcelona que la democracia es ''respetar y respetar la ley''. Ha añadido que sin ley no hay ''ni democracia, ni paz, ni convivencia", y que la libertad "no es hacer lo que se quiere sino lo que se tiene que hacer''. Con estas palabras, Pardo ha agradecido el trabajo de los agentes de la Policía Nacional en Catalunya en ''tiempo de incertidumbre'', en el que muchos ''aspiran más al choque que a la convivencia''. En su intervención, la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera, ha destacado que la presencia de los mandos del Departament d'Interior en el acto es una demostración ''fehaciente'' del ''buen trabajo de colaboración''.

Pardo ha destacado que con su presencia en Catalunya, la Policía Nacional tiene ''la capacidad'' de ''salvaguardar'' el estado de derecho y el cumplimiento de la ley, como garantía de protección de la libertad y la igualdad. Por eso, ha destacado vivir tiempos ''de incertidumbre'' y ha lamentado que muchos ''busquen más la victoria que la verdad, aspiren más al choque que a la convivencia'' o que ''la acción venza a la reflexión''. Ha hecho un llamamiento al diálogo y a "escuchar'' y ha pedido no utilizar las palabras como ''armas para herir, sino para unir''. El director general de la Policía Nacional ha defendido que la institución, que ha dicho que es una de las mejor valoradas del Estado, ha contribuido a crear un ''país avanzado y moderno'' y ''con seguridad'' que posibilitan ''el progreso y la convivencia''.

Durante la celebración del Día de la Policía Nacional, pues, Pardo ha hecho uso de múltiples metáforas para hablar de la situación actual y ha acabado con la frase: ''Habiendo durado mucho el daño (los problemas), el bien (las soluciones), ya está cerca''.

Pardo ha hecho estas declaraciones como clausura del Día de la Policía Nacional, ya que la delegada del Gobierno ha pedido saltarse el protocolo para cederle la última palabra. Pardo se ha alegrado de que Cunillera aceptara el reto de la delegación del Gobierno y dejara de ''restaurar muebles para recomponer la convivencia en Catalunya'', una convivencia, ha añadido, ''tan importante para toda la sociedad''.

Por su parte, Cunillera ha defendido que es bueno que ''por encima del uniforme'' los agentes demuestren que les guía ''un único sentido, el de servicio a los ciudadanos''. Cunillera ha pronunciado estas palabras ante los representantes del Departament d'Interior, Brauli Duart, y el director de los Mossos, Eduard Sallent, así como el concejal de Seguridad, Albert Batlle, entre otros. La delegada ha destacado la fortaleza del cuerpo de la policía española y su tarea en un ''país plural, lleno de riqueza lingüística y cultural''. Ha defendido también el concepto de ''seguridad integral'' por el cual esta colaboración entre los diferentes cuerpos es necesaria.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat