Días de despedidas. Para nueve diputados del Parlament, algunos con varios años y legislaturas en los hombros, el pleno que se celebra en la cámara catalana esta semana es el último. El resultado de las recientes elecciones españolas obliga a diversos de los miembros del Parlament a renunciar al acta de diputados para asumir la del Congreso, ya que mantener las dos es incompatible. Eso provocará inevitablemente una recomposición de la cámara, con la entrada de nuevas caras.

El partido con más bajas es JxCat, que cuenta con cuatro. Se trata de los tres diputados presos de este partido, Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull, además de la de la exconsellera Laura Borràs. Rull y Turull son, con diferencia, los que llevan más años de parlamentarios en las espaldas. El exconseller de territorio fue elegido por primera vez en 1997, mientras que el de presidencia lo hizo en 2004. Su marcha, juntamente con la del presidente del grupo, Jordi Sànchez, es especialmente importante porque permitirá recuperar la mayoría independentista, después de que el juez Pablo Llarena, suspendiera a los parlamentarios presos y los dejara sin derecho al voto el verano pasado.

También por parte de ERC hay dos bajas significativas, la del exvicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, que llevaba desde 2012 como diputado a la cámara, y la del portavoz adjunto del grupo, Gerard Gómez del Moral, uno de los diputados más jóvenes de la cámara pero pieza clave del grupo parlamentario.

Arrimadas, Espejo y Levy también se marchan

Las bancadas independentistas, sin embargo, no son los únicas que tendrán caras nuevas en los próximos días. De Ciudadanos también se marchan hacia la capital española dos personas clave: la presidenta del grupo y jefa de la oposición, Inés Arrimadas, y la del vicepresidente segundo de la cámara, José María Espejo-Saavedra. También para la diputada del PP Andrea Levy, que iba a las listas del Congreso en la provincia de Madrid, este es el último pleno.

Sin embargo, la marcha hacia la capital española más significativa -y al mismo tiempo más sorprendente- será la del presidente del grupo parlamentario del PSC y primer secretario del partido, Miquel Iceta, pendiente de la cotación en el pleno del miércoles que viene. En caso de acceder a la presidencia de la cámara alta, no dejará de ser diputado en el Parlament, pero su nueva atribución dificultará sus atribuciones en Catalunya. También el preso político de ERC Raül Romeva ha sido escogido senador, pero en su caso también mantendrá el acta del Parlament porque no es incompatible.

Hasta 22 diputados han devuelto el acta

Más allá de estas marchas, sin embargo, se suma muchas más de anteriores. Con poco menos de un año y medio de legislatura, el Parlamento ha recibido varias bajas significativas que han obligado a hacer saltar las listas de los diferentes partidos. De estas, destacan las de los presos o exiliados de JxCat, Joaquim Forn, Clara Ponsatí y Lluís Puig, la de los de ERC Carme Forcadell, Dolors Bassa, Marta Rovira y Meritxell Serret, y también el procesado por el 1-O Carles Mundó.

También las comunes han recibido numerosas bajas, la del cabeza de lista el 21-D, Xavier Domènech, y la de los críticos ahora en listas de ERC, Joan Josep Nuet y Elisenda Alamany. También el PP ha perdido a su cabeza de lista en las elecciones, Xavier García Albiol, el ahora alcaldable en Badalona, y Cs a Fernando de Páramo Gómez, que también dio el salto a la política estatal.

Con todo, el hemiciclo surgido de las urnas el 21-D y el que habrá en el próximo pleno no tendrá nada que ver. Con las actuales marchas, ya son 22 los diputados que han devuelto el acta.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat