La CUP quiere volver a la normalidad, y eso es lo que intentará hacer hoy en su consejo político en Torredembarra. Una jornada que se espera que sea maratoniana, como todas las que han precedido a la cita de este sábado. Largas horas de debate para decidir qué hacían con Artur Mas, empates imposibles -1515 contra 1515-, la ratificación del acuerdo con Junts pel Sí el mismo día del pleno de investidura del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont...

El encuentro es rutinario. Forma parte del talante de los cuperos a la hora de encarar el debate político. Por eso, encima de la mesa habrá 15 puntos para empezar a discutir, entre estos, valorar cómo se está ejecutando el acuerdo de estabilidad parlamentaria, y también, como seguir sacando adelante la hoja de ruta.

En este sentido, no pasará de largo el hecho de que la semana que viene empezarán las negociaciones por el tema presupuestos, a pesar de que hoy no se trabajará sobre ningún documento concreto.

Además, también se debatirá cómo organizarse de cara al futuro, aseguran fuentes consultadas por El Nacional.cat, y del propio funcionamiento interno de la formación. Otro punto es la presentación de dos nuevas asambleas locales: la de Llorenç del Penedès y la de Vallgorguina, y también la territorial Grup-CUP Aran.

En definitiva, este consejo político servirá para empezar a trazar las bases de los documentos que después se tendrán que aprobar en una asamblea nacional, cuya fecha también conoceremos hoy mismo y que se celebrará el mes de mayo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat