La CUP se ve clave en la conformación del nuevo Govern de la Generalitat y también en la consecución de la república. Carles Riera ha comparecido con parte de la candidatura una vez los resultados ya dejaban hacer las valoraciones y lo ha hecho admitiendo los malos resultados que han sacado.

La CUP ha perdido 6 de los 10 diputados que tenía y se queda con 4. Sin embargo, puede ser una fuerza decisiva para formar el nuevo Govern de la Generalitat de Catalunya, lo cual dejaría en la oposición Ciudadanos, que ha ganado las elecciones con 36 escaños. Pero, a pesar de la victoria por votos y escaños, Cs tiene difícil formar un gobierno porque el resto de fuerzas constitucionalistas no conforman la mayoría absoluta que necesita Inés Arrimadas para ser la presidenta de Catalunya.

Carles Riera ha valorado una clara victoria del independentismo donde "el golpe de estado del 155 ha sido claramente derrotado" y que "la república del 1-O ha ganado claramente estas elecciones".

El cabeza de lista de la CUP no ha descartado entrar en el Govern, pero también ha puesto ya las primeras condiciones. Condiciones sabidas y esperadas teniendo en cuenta el mensaje de campaña y el talante de los cupaires: "La única posibilidad es la unilateralidad. Si ERC y JxCat quieren dialogar, les esperaremos que vuelvan con las manos vacías".

Ha remarcado que tienen "4 escaños de oro" que "siguen teniendo la llave para configurar la mayoría republicana" y que lo "harán servir". "Nuestro compromiso será firme e insoslayable", ha concluido Riera.

El cabeza de lista de la CUP ha respondido al Estado español ante la convocatoria de elecciones y los hechos del 1-O: "Han puesto todas las cartas y, con todas las cartas, el Estado no ha podido ganar". "Con toda la represión, la campaña del miedo y las fuerzas del estado, el Estado no ha conseguido ganar el golpe de estado en Catalunya", ha rubricado Riera.

Riera ha hecho autocrítica admitiendo que la CUP ha sacado unos malos resultados: "La CUP ha quedado muy lejos de sus objetivos políticos y electorales". "Nuestro programa electoral ha perdido apoyo. Seguiremos trabajando desde la lucha social y, sobre todo, de los de los ayuntamientos", ha dicho el cabeza de lista de la CUP. Que ha acabado proclamando: "Todavía nos queda camino y lucha por hacer, villa a villa, pueblo a pueblo y ciudad a ciudad".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat